11 oct. 2016

Bio4 en problemas por la baja en la licitación

El Puntal de Río Cuarto (11/10/2016)
Buscan un plan urgente para que siga funcionando la planta de Bioeléctrica

Es por la decisión del Gobierno de rechazar el planteo original presentado en la licitación para generar electricidad con biomasa. Utilizaría vinaza surgida de Bio4 para bajar costos. De esta manera se frena la posible expansión hacia otras localidades del modelo riocuartense con asociación de productores
La negativa a habilitar proyectos de biomasa en la provincia de Córdoba, en el marco de la licitación de energías renovables realizada por la Nación, y cuyo resultado final se conoció en las primeras horas de la tarde del viernes, desató varias carreras contra reloj en la provincia.
Una de las primeras fue una serie de llamadas cruzadas entre los inversores y funcionarios del gobierno de Juan Schiaretti para diseñar rápidamente estrategias frente a lo que se definió como una “discriminación”.
Pero al mismo tiempo, uno de los proyectos que se habían presentado era el de Bioeléctrica, la planta ubicada al sur de la ciudad y que viene generando electricidad a partir de silo de maíz y estiércol de los tambos.
Como los precios de cada mega presentados en la licitación no fueron aprobados, hubo una segunda opción que se otorgó desde la Secretaría de Energía: cambiar el sustrato, bajar los costos y presentarse antes del jueves, en un plazo de 72 horas hábiles.
La decisión no resulta sencilla porque no sólo se debe ajustar una ecuación económica nueva, sino que requiere de un acabado estudio técnico para certificar que el funcionamiento de la planta será el correcto y no que se encuentre en riesgo la inversión que superó los 4 millones de dólares.
En ese marco, la alternativa es utilizar la vinaza, que es un subproducto del etanol de maíz, aprovechando la radicación de la planta de Bio4. Esto, que permite repensar el planteo productivo, sin embargo es el certificado de defunción de las 60 plantas que se pensaban abrir en el interior cordobés para generar energía a partir del silo de maíz, que era el modelo que venía funcionando y que despertó el interés de varios grupos de productores de distintos puntos de la provincia que se habían acercado con la intención de replicar el modelo local.
Todo eso, como se informó ayer, quedó paralizado, lo que implica el freno a un proyecto de 240 millones de dólares de inversión privada.
Justamente entre los puntos centrales que se destacaron cuando se presentó el modelo aparecieron el potencial de asociativismo entre los productores de maíz para agregar valor a sus granos; la atomización implícita del negocio; la generación distribuida en territorio, por lo que se ahorra costos de transporte de la energía y las pérdidas que ello implica; el desarrollo en áreas agrícolas del interior productivo, especialmente en Córdoba, Buenos Aires, Santa Fe, Entre Ríos, La Pampa y San Luis.
Justamente ese esquema quedó trunco. Porque si el nuevo esquema a partir de vinaza termina reemplazando al del silo de maíz, será imposible replicar la iniciativa salvo en aquellos lugares en los que haya una etanolera, como podrían ser Alejandro Roca (ProMaíz) o Villa María (AcaBio).
Lo cierto es que esta semana será clave para conocer si es factible la conversión del sustrato de Bioeléctrica y también para ver si se abre una instancia de negociación con la Nación para tratar de reflotar los proyectos al menos a partir del próximo proceso licitatorio de renovables.

Ver Noticia On Line
.

0 comentarios:

Buscar este blog

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs