19 sep. 2016

San Francisco: piden responsabilidad con los residuos

La Voz de San Justo (19/09/2016)
Mantener limpio el barrio

La municipalidad de nuestra ciudad lanzó hace pocos días una actividad tendiente a formar conciencia sobre un problema que desde hace años aqueja a nuestra comunidad. Se procura disuadir a los vecinos de varios sectores para que no arrojen basura a la vía pública.
Bajo el lema “Yo mantengo limpio mi barrio” se intenta concientizar a la población acerca de la inconveniencia y los efectos nocivos que produce la formación de minibasurales en lugares no adecuados. Esta situación aqueja a distintos ámbitos ciudadanos desde hace mucho tiempo, sin que pudiesen encontrarse soluciones definitivas a una problemática derivada de falencias educativas y culturales, cuyas consecuencias siempre son nocivas para la salud y el ambiente.
El propio intendente municipal dijo al respecto que se trabaja con los centros vecinales para para evitar la formación de estos focos contaminantes. Pero al mismo tiempo reclamó una actitud seria de los vecinos.  Es que, si bien la gran mayoría de ellos cumplen con las normas vigentes en la materia, un porcentaje pequeño insiste en comportarse de manera inadecuada y ensuciar el sector en el que habita sin reparar en las derivaciones negativas de su conducta.
La municipalidad ha detectado la existencia de unos 40 minibasurales, un número más que significativo que ilustra con elocuencia la seriedad del asunto y la necesidad de encontrar antídotos para resolverlo. Para peor, la reincidencia es una actitud frecuente que agrava el panorama. Esto es, cuando se limpia un sector, a los pocos días vuelve a estar poblado por todo tipo de residuos, lo que perjudica el funcionamiento de los desagües, infesta de insectos y roedores al lugar y lo transforma en un peligroso foco infeccioso.
No es la primera ocasión en la que desde esta columna se sostiene con énfasis que la basura es un problema social importante en San Francisco. En ciertos sectores, algunas conductas se han transformado en una patología difícil de extirpar. Con la educación podrá alcanzarse el objetivo a largo plazo, pero el medio ambiente reclama en forma urgente que se lo preserve hoy mismo y la salud pública no puede seguir soportando esta afrenta. Ante ello, todos los medios de concienciación serán eficaces para alcanzar mejores resultados y limitar al mínimo la cantidad de minibasurales generados por los vecinos, que son producto de la inconducta y el desdén por las cosas comunes.
Es verdad que solo con la colocación de un cartel que llame a la reflexión no se eliminará esta mala costumbre ciudadana. Sin embargo, es una medida que aporta un elemento novedoso. De todos modos, la lucha contra la formación de minibasurales debe darse en varios frentes, con la ley en la mano, aplicándola con rigurosidad para sancionar a los desaprensivos de siempre.

Ver Noticia On Line
.

0 comentarios:

Buscar este blog

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs