25 ago. 2016

Río Cuarto va planificando la gestión de los RSU

El Puntal de Río Cuarto (25/08/2016)
Separación en origen y fuertes multas, en el Código de Higiene

El proyecto oficial, presentado en el Concejo, plantea la clasificación de los residuos y la reducción de la generación de basura. Servirá de base para los pliegos licitatorios. Piden aprobarlo cuanto antes
Separación en origen, reutilización de los residuos y fuertes multas para los infractores plantea el Código de Higiene Urbana Municipal (Cohum) que el Departamento Ejecutivo Municipal envió ayer al Concejo Deliberante.
El código mencionado fue entregado por el intendente Juan Manuel Llamosas al presidente del Legislativo, Darío Fuentes.
En la presidencia del Concejo estaban presentes los secretarios Enrique Novo (Servicios Públicos), Mauricio Dova (Gobierno) y Guillermo Natali (Relaciones Institucionales y Comunicación), el coordinador de Gestión Ambiental, Mariano Mancinelli, la jefa del bloque oficialista, Leticia Paulizzi, y el titular de la Comisión de Servicios Públicos, Marcelo Bressan.
“Este código tiene el aporte de más de veinte instituciones. Es la base para el futuro sistema que se va a implementar en la ciudad”, dijo Llamosas al hacer una introducción en torno de este tema.
Por su parte, Novo se explayó sobre el particular: “Hemos trabajado en este código hasta los fines de semana. La idea es que se lo enriquezca y sea el proyecto de todos”.
Y añadió: “El Código de Higiene Urbana tiene 5 capítulos y 68 artículos y plantea la clasificación de los residuos domiciliarios y también severas sanciones para los infractores”.
“También prevé la construcción de una planta de separación o de varios centros. El objetivo es que haya menos residuos en el vertedero controlado”, puntualizó.
Y acotó: “Además fija la creación de al menos una escombrera para de esta forma eliminar los microbasurales”.
El funcionario municipal sostuvo que “se busca que el 2017 sea el año de la concientización sobre la base de los colegios”.
También señaló que se abrirá un registro de los recuperadores urbanos, que son 700.
“Si se suman nuevos terrenos y se lleva a cabo la separación en origen, la vida útil del enterramiento sanitario se extenderá por 15 años”, calculó.
Según el proyecto, el Cohum busca regular “la generación, recolección, prevención, separación en origen y reutilización de los residuos sólidos urbanos” de la ciudad.
Entre los objetivos, figuran reducir la generación de residuos, impulsar políticas de separación en origen y concientizar a la sociedad riocuartense en el uso selectivo de productos descartables.
El código define además lo que son residuos sólidos urbanos, domiciliarios, secos, voluminosos, peligrosos, patógenos e industriales.
Asimismo se deberán planificar campañas educativas y de concientización, a la vez que se tendrán que hacer cursos de capacitación para los recuperadores urbanos.
También sostiene que “la Secretaría de Servicios Públicos debe diseñar un programa de implementación gradual” sobre separación en origen.
En cuanto al vertedero controlado, éste pertenece al dominio público municipal, no descartándose la habilitación de nuevos depósitos.
Finalmente, el Ejecutivo espera que el Legislativo apruebe el Código de Higiene Urbana, que servirá para los pliegos de licitación, cuanto antes.

Ver Noticia On Line


De cara a su uso industrial, declaran a la basura de propiedad municipal

Esto permitirá que se puedan donar, vender o establecer convenios por los desechos urbanos. Una parte irá a la generación de energía eléctrica. Harán un centro de reciclado y regularán los residuos electrónicos
El estatus de la basura está cambiando: de a poco, se la empieza a ver más como una oportunidad y menos como una carga. Cada vez son más los proyectos que la aprovechan con fines económicos, como la generación de energía -hace un mes se puso en funcionamiento la central Bioeléctrica- o la reutilización de materiales. En medio de este contexto, el Código de Higiene Urbana, que ayer giró el Ejecutivo al Concejo Deliberante, establece que los residuos sólidos urbanos pasan a ser de propiedad municipal una vez que se los recolecta de la vía pública. Con esto, el Estado local podrá efectuar donaciones e incluso vender los desechos domiciliarios a terceros.
“Los residuos sólidos urbanos son propiedad municipal y pertenecen a su dominio privado una vez recolectados”. Así lo establece el artículo 12 del Código de Higiene Urbana que envió al Concejo el Ejecutivo municipal.
Esto implica que el gobierno riocuartense puede disponer libremente de los materiales resultantes de la recolección.
“Hay varias ideas sobre el destino que se le puede dar en el futuro a la basura. Una de ellas es celebrar convenios con las cooperativas de recuperadores urbanos, para donarles esos materiales y que los puedan reciclar”, comentó el secretario de Servicios Públicos, Enrique Novo.
Dentro del gran volumen de basura hogareña que produce Río Cuarto, una parte también podría tener como destino la generación de energía eléctrica, más precisamente a la planta  Bioeléctrica.
“En el caso de esta empresa, habrá que definir si se vende o se entrega, porque al hacerse cargo, la empresa nos resuelve el problema de darles la disposición final a los desechos. Tendremos que decidir si lo incluimos o no en los pliegos de licitación”, adelantó Novo. 
Cabe recordar que, a principios de mes, Bioeléctrica empezó a utilizar basura orgánica para la generación energía en una prueba piloto.
Un criterio similar se podría aplicar a los “residuos voluminosos” derivados de la poda y de la construcción. En este caso, además de los materiales, quedan chips de madera que pueden tener un uso industrial.
Por otro lado, el proyecto establece  que el Municipio debe construir “una planta  o varios centros de separación de residuos que incluyan el acopio de materiales reciclables”.
Según pudo conocer este diario, de allí saldrían tres diferentes tipos de materiales, cada uno con un destino particular: compost (para uso como fertilizante), residuos inútiles (al enterramiento sanitario) y restos orgánicos (para la generación de energía).
Sobre este punto, el Ejecutivo se plantea la alternativa de construir un gran centro de reciclado en las proximidades del enterramiento sanitario, o si es más conveniente construir al menos tres puntos para el mismo fin, en barrios de la periferia.
“Se podría gestionar un crédito del BID, a través del Ministerio de Ambiente de la Provincia. Construir una única planta tendría un costo de unos 20 millones de pesos. Una planta de estas características que funciona en la localidad mendocina de Maipú emplea a 40 personas, pero aquí podrían ser más”, indicó Novo. 
La idea es que esté lista y operando en el mediano plazo, a lo sumo en 4 años. 
Otro de los aspectos que aborda el proyecto es el vinculado a la economía social que hay detrás de la basura, con unas 700 familias que tienen en el cirujeo su medio de vida.
En plan es que una parte de los recuperadores urbanos trabaje en la planta de reciclado, y que otro grupo lo haga en la calle, con la misma modalidad que hasta ahora.
Por otra parte, Novo precisó que piensan avanzar en la creación de una tasa municipal específica para los generadores de residuos electrónicos como pilas y baterías, cuya disposición final implica un tratamiento diferenciado y costoso. “Para eso se necesita reformar el Código Tributario. La alternativa es obligarlas a que se encarguen de la disposición final”, dijo.
Además, analizan fijar una tasa especial para los terrenos ociosos, donde se generan problemas de malezas y microbasurales.

Ver Noticia On Line
.

0 comentarios:

Buscar este blog

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs