22 ago. 2016

Cultural: otro aspecto desatendido del parque San Martín

La Voz del Interior (22/08/2016)
En el parque San Martín se derrumba la memoria

Las ruinas de un viejo molino y de un casco de estancia se deterioran lentamente. Se observan roturas en construcciones y abandono del predio donde se encuentran.
En un mismo sitio de la ciudad de Córdoba existen vestigios arquitectónicos que evocan más de 200 años de historia. Hablamos de las ruinas del período colonial y otras de mediados del siglo 19 que se encuentran en el parque General San Martín, muy cerca del camping homónimo.
Lo lógico sería proteger estos restos arqueológicos de una zona que habitaron los comechingones porque son parte del valioso patrimonio cultural de la Capital, pero lamentablemente están desapareciendo por la desidia de las autoridades gubernamentales.
El Grupo Speleotúnel, en trámite de ser ONG, está preocupado por la situación de las ruinas y denuncia que en los últimos años se deterioraron más de la cuenta.
“Detectamos serios derrumbes en las construcciones, un descuido generalizado en el predio donde están, un abandono total del sitio arqueológico, ningún mantenimiento ni refuerzo de las estructuras, y actos de vandalismo de personas que asisten al camping; queda poco por resguardar y en 10 años no quedará nada en pie”, advirtieron el médico Sergio Tissera, el arquitecto Daniel Dalmasso y el estudiante de antropología Alejandro Giorgio, tres de los ocho miembros de Speleotúnel que acompañaron a La Voz en un recorrido por el lugar.
Allí están las ruinas del molino hidráulico Hormaeche, construido entre 1788 y 1792, único de la época colonial que queda en la ciudad además del de Torres.
Asimismo, hay otras ruinas de las que ya no quedan en Córdoba y una antigua edificación construida entre 1850 y 1853 por José Clemente Villada: la estancia El Paraíso. Fue un puesto agrícola.

Derrumbes y abandono
En una recorrida, La Voz observó derrumbes en las construcciones existentes. El casco de lo que fue El Paraíso está abandonado, al tiempo que sus muros de ladrillo y de adobe se caen a pedazos.
El molino de Juan de Hormaeche está en ruinas. El perchel (depósito de granos, de adobe) se vino abajo por completo, cuando en 2014 estaba más entero.
El casco del área de servicios de la estancia (con muros de adobe) se derrumbó, pero dos años atrás estaba en pie. En la sala de molienda donde se trituraba el trigo se cayó parcialmente una pared.
El canal de la acequia que transportaba agua está lleno de malezas y el cárcavo (parte subterránea donde circulaba el líquido) está totalmente descuidado.
La galería colonial con arcos se sostiene por cuestiones azarosas. “Un viento fuerte la tiraría”, dice Tissera. Esto representa un peligro para los visitantes que se arriman a conocer las ruinas.
“Se podrían desmoronar y provocar un accidente grave,”, agregó Tissera. “Vimos niños jugando bajo estructuras bicentenarias y personas pateando con intención de derribarlos”, prosiguió.
Parte del alambrado perimetral que rodea las ruinas fue robado o destrozado, por lo cual ingresa cualquiera.
Los yuyos están altos, hay ­árboles caídos, ramas desparramadas, pasto seco apilado y falta de limpieza. Cuesta caminar cómodo para observar las ruinas. No hay senderos ni carteles que permitan al visitante conocer qué está viendo.
Empleados del camping plantean que no poseen elementos para mantener el sector en con­diciones.

Denuncia
Speleotúnel hizo una denuncia en la Subdirección de Patrimonio Cultural del municipio en la que advierte el mal estado de las ruinas del parque General San ­Martín.
“Pese a haber ordenanzas, nadie las protege; encima, hay proyectos para crear caminos para vincular countries de la zona, lo cual afectará la flora y la fauna de la reserva”, objetaron.
La reserva natural del parque está bajo jurisdicción municipal y las ruinas forman parte del lugar. “El parque es parte de la reserva y un sitio protegido ecológicamente, pero el patrimonio histórico no se tiene en cuenta”, criticaron Tissera, Dalmasso y Giorgio.
Dalmasso planteó que las pérdidas arquitectónicas producidas imposibilitan saber cómo eran las técnicas constructivas y cómo funcionaba la molinería en épocas pasadas.
Los miembros de Speleotúnel creen que habría que “proteger mejor” las ruinas, crear senderos e instalar cartelería indicativa y vallados. Indican que esto podría hacerlo la Municipalidad, la Provincia y la Universidad Nacional de Córdoba.
“Un plan de rescate y mantenimiento del lugar debería ser tarea de un equipo interdisciplinario de arqueólogos, historiadores, arquitectos y licenciados en turismo”, opinaron.
Speleotúnel sugiere conformar un parque histórico con guías, vigilancia y señalética, cerrado y con horarios de visita para acceso del público.
Un grupo que conoce de túneles. Grupo Speleotúnel (GSP) es un equipo que se dedica al estudio de túneles en toda la provincia. ­Tienen una página en Facebook, en la siguiente dirección https://www.facebook.com/gst.grupospeleotunel.5/.

Ver Noticia On Line

Más Información:

Las ruinas del parque General San Martín en imágenes
Los antecedentes de esas tierras se remontan hasta la fundación de la ciudad de Córdoba
Gráfico Ubicación
.

0 comentarios:

Buscar este blog

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs