24 jul. 2016

Vertientes de agua que se desaprovechan

El Puntal de Río Cuarto (24/07/2016)
En la región hay vertientes de agua de alta calidad que se desaprovechan

Por las calles de Achiras corre líquido mineralizado que escurre entre el suelo serrano. En Holmberg se descubrió una importante cuenca, pero falta infraestructura para explotarla. Mientras estos pueblos se ven bendecidos, otros luchan a diario y deben hacer millonarias erogaciones para optimizar el servicio
Mientras en el mundo se advierte que en el futuro podría escasear el agua y que podría ser este recurso natural factor de conflictos, en nuestra región hay zonas donde este elemento fluye por calles y es desaprovechado.
En el sur cordobés hay pueblos que han sido bendecidos con agua de excelente calidad, mientras que otras comunidades con más de un siglo de vida aún no han podido acceder a este vital líquido.
Hace pocos días una polémica se desató en Holmberg por el agua que se derrocha de una vertiente natural, mientras esta comunidad se provee de un servicio de la ciudad cabecera departamental. Pero situaciones similares se reiteran en otros puntos de la zona.
Es el caso de Achiras, donde hace más de dos décadas se descubrió una vertiente de agua que tiene las cualidades propias de un líquido mineralizado, pero hasta el momento no es aprovechado para consumo humano, sino que su uso es para el riego de las calles de la villa turística.
También en la localidad de Las Vertientes estudios determinaron la existencia de otra fuente de alta calidad.
Así, y mientras en algunos lugares este vital recurso se derrocha -aunque sea involuntariamente- otras ciudades deben adquirir líquido mineralizado para consumo, o bien aplicar costosos sistemas para sacar elementos perjudiciales para la salud como el arsénico y el flúor.
Por mencionar algunos casos, en Huinca Renancó aún existe el “aguatero”, un camión que recorre las calles de la ciudad proveyendo de agua potabilizada a los vecinos. En Laboulaye y La Carlota, desde hace muy pocos años se proveen de un acueducto proveniente de la zona de Etruria; y en Coronel Moldes se puso en marcha un novedoso sistema, denominado Arsis, para liberar a este recurso natural de elementos dañinos. Aun así en esta última ciudad los vecinos se resisten a consumir el líquido de red.

Achiras
Por estos días, vertientes abiertas en distintos puntos del pueblo riegan con agua pura calles y senderos. El filtro natural de las piedras ayuda a la liberación de elementos contaminantes y optimizan la calidad del producto.
“El problema que tiene nuestro pueblo es que la población se ha duplicado en los últimos años, de tal modo que el caudal que tenemos en verano está al límite de su capacidad de abastecimiento”, explica Jorge Otamendi,  intendente municipal. ¿Se riegan las calles con agua de máxima pureza?, preguntó este diario.
Y el intendente admitió que, en parte, algo de verdad hay en tal aseveración. “Utilizar esa agua para beber sería lo ideal, pero lamentablemente el aporte de este surgente es totalmente insuficiente. Llenamos cinco o seis tanques de agua del camión regador y se agota. En una palabra, es imposible pensar en aportar al pueblo estas aguas, ya que incluso en épocas de sequías disminuye casi totalmente”.
Contrariamente a lo que sucede en pueblos del llano que hoy tienen severos problemas de elevamiento freático con aguas contaminadas tanto por arsénico como derivados de los agroquímicos, en Achiras el agua pura corre libremente por las calles.
Estudios de la Universidad dieron cuenta de la pureza acuífera, aunque con muy escaso margen de caudal.
Enrique Contreras -jefe del cuerpo activo de Bomberos Voluntarios- explicó ante este diario que se observan algunos surgentes. Uno de ellos se encuentra en calle Córdoba, en un terreno desocupado, a un par de cuadras al este de Plaza Sarmiento.
En tanto, en la zona del balneario hay algunas vertientes que drenan sus aguas en el río o el arroyo Los Coquitos. “Nosotros debemos controlar estos surgentes por cualquier eventualidad”, explicó el bombero voluntario, quien agregó que este fenómeno se observa en estos meses producto de la gran cantidad de lluvia que hubo. “La vertiente que nace en el campo de un señor Quiroga es de agua pura, pero en tiempos de falta de precipitaciones se cierra, digamos que se seca”, manifestó.
En el mismo balneario local existe un punto llamado “El Ojito”, que provee al visitante agua fresca, natural y de con una excelente calidad de potabilidad.

Las Vertientes
El reconocido químico Eric Edgar Neuman fue un estudioso y un buscador incansable de agua de calidad en toda la región.
Este especialista realizó años atrás estudios que confirmaron que la localidad de Las Vertientes es la más privilegiada con la pureza de sus aguas, por la existencia de un curso subterráneo que proviene de las estribaciones de las sierras cerca de Achiras, de alta calidad de pureza y sabor.
Allá por los años 70 Sampacho buscaba desesperadamente agua de buena calidad en lo que iba a ser la proyección de la futura red domiciliaria. En el predio del balneario municipal se efectuó una perforación de varios metros de extensión. Se encontró agua muy pura y sin contenidos contaminantes, pero el caudal era insuficiente para una población de envergadura. Con esa agua se llenan las piletas del balneario, y por años se llenaron los camiones regadores. En consecuencia, también en una época Sampacho regó el pueblo con agua totalmente apta para consumo.

Holmberg
Estudios geológicos llevados a cabo en 2011 dieron en la localidad de Holmberg con una cuenca de óptima calidad a 4 kilómetros, pero que se escurre por los campos, mientras se espera que el Enohsa otorgue un crédito que permita ejecutar la obra de infraestructura.
Se estima que alrededor de un millón de litros diarios de agua se derrochan, cantidad que es similar a la que consume por día el pueblo y que le es provista desde la ciudad de Río Cuarto.
Desde la Cooperativa Eléctrica, entidad que tiene su concesión del servicio, destacaron la importancia del descubrimiento, pero admitieron que sólo podrán aprovechar este líquido si logran del Enohsa un crédito de 10 millones para ejecutar obras. A pesar de las decenas de gestiones el expediente sigue sumando pedidos, pero las respuestas siguen sin aparecer. Hoy la entidad compra el vital líquido a la empresa Emos de Río Cuarto y tiene un gasto mensual de más de  100 mil pesos.

Ver Noticia On Line

Más Información:

En Huinca, un camión distribuye el líquido tratado a los vecinos
Millonaria inversión para la potabilización en Coronel Moldes
.

0 comentarios:

Buscar este blog

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs