6 jul. 2016

Sobre la poda y los podadores en San Francisco

La Voz de San Justo (06/07/2016)
Sobre la poda y los podadores

Según se informó en estas páginas, ha comenzado a llevarse a cabo una capacitación sobre poda de arbolado urbano, destinada a jardineros, a todas aquellas personas que se dediquen a esta actividad e instituciones. La actividad es organizada por el municipio y pretende ser el punto de partida para la creación de un registro único de personas habilitadas para esta tarea, de acuerdo con el texto de una ordenanza municipal sobre el tema.
La norma establece que quienes se dediquen a la poda del arbolado urbano tienen que ser personas capacitadas y registradas en la municipalidad, hecho que si bien puede considerarse burocrático en principio, tiene por otra parte una finalidad que merece ser sostenida y destacada: la protección integral de los árboles que conforman un patrimonio de insoslayable importancia para la vida de cualquier comunidad.
Durante década, la ciudad ha gozado de un abundante arbolado. Muy cuidado en algunos sectores, lo que dio características especiales a diversas zonas, muy valoradas por los vecinos. Pero de un tiempo a esta parte, pareció disminuir el cuidado que se le dispensaba a este elemento esencial del paisaje urbano. Esto se evidenció, por ejemplo, en que muchos árboles se secaron por recibir cuidados mínimos, en algunas situaciones derivadas de la presencia de napas muy elevadas y otras circunstancias por el estilo que proveyeron a un deterioro ostensible en espacios que otrora eran motivo de orgullo.
Para peor, muchos árboles ubicados en las veredas fueran talados o retirados. En especial frente a viviendas recién construidas, donde la cazuela en la vereda aguarda, paciente, que el propietario cumpla con las ordenanzas vigentes y plante el ejemplar que allí debe ir. Al mismo tiempo, la extracción en algunos sitios se hace sin la correspondiente autorización. Y sin ninguna intención de reponer. Suena obvio, pero hay que hacerlo, reafirmar los beneficios que supone la forestación en todos los sectores de la ciudad y la existencia de “pulmones” que nos permitan seguir respirando aire puro. Es una exigencia imposible de soslayar.
En virtud de esto, al tiempo que debería establecerse un procedimiento ágil y expeditivo en el registro de podadores que se implementará, no viene mal advertir que esta medida puede servir para devolver racionalidad a la preservación y mantenimiento de los árboles en la ciudad. Una comunidad que se precie de ser generosa en el cuidado del ambiente no puede ignorar este tipo de responsabilidades.

Ver Noticia On Line
.

0 comentarios:

Buscar este blog

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs