3 jul. 2016

¿Qué hacemos con el zoológico de Córdoba?



La Voz del Interior (03/07/2016)
¿Qué hacemos con el zoológico de Córdoba?

El cierre del zoo de Buenos Aires y polémicas en otras ciudades reavivan el debate sobre el destino del tradicional espacio cordobés. El municipio no planea cerrarlo, pero ambientalistas y legisladores vuelven a la carga con otros proyectos para ese lugar.
Ambientalistas, ONG, legisladores y vecinos vuelven a la carga para debatir la continuidad del centenario Zoológico Córdoba, alentados por la decisión del Gobierno porteño de convertir su zoo en ecoparque público y trasladar especies a la Reserva de Costanera Sur.
El cierre del zoológico mendocino y las posibles desapariciones de otros en el país, también los llevan a acentuar sus demandas contrarias al cautiverio de animales.
La Municipalidad de Córdoba y la empresa Consultora e Insumos Agropecuarios, concesionaria del zoo cordobés, no prevén cerrarlo. Aseguran que está en proceso de transformación desde hace tiempo, con funciones educativas, ambientales, conservacionistas y de manejo de fauna acordes con los estándares mundiales.
Los detractores de los zoos usan las redes sociales para alentar su desaparición y hay grupos públicos que instan a no concurrir.
En la plataforma Change.org hay varias peticiones que aluden al zoológico cordobés y sugieren que se transforme en un centro de educación ambiental, en un ecoparque o en un circuito saludable.

Buscando apoyos
Germán Laborda, basquetbolista y vecino de barrio Maipú, en enero subió a Change.org un reclamo al Gobierno de Córdoba y al municipio para que el zoo se convirtiera en el ecoparque saludable René Favaloro. Hasta ahora consiguió más de 2.100 firmas.
“Vi desmejorados a los animales; se me ocurrió que el lugar podría reutilizarse como parque semicerrado, con un circuito deportivo con sendas y aparatos adaptados para que la gente haga vida sana”, comentó.
Laborda cree que habría que sacar a los animales de “la cárcel” y enviarlos a reservas. Propone reasignar empleados del zoo al mantenimiento del ecoparque. Cuando su petición alcance determinada cantidad de firmas, presentaría un proyecto de ley en la Legislatura.
También la revista Punto a Punto tiene una petición en Change.org que el jueves sumaba 8.440 apoyos. Pide que allí construya un parque cerrado, similar en tipología al del Kempes, con áreas verdes y espacios destinados a recreación y salud.
“El zoológico cuenta con sendas armadas y espacios verdes ideales, por lo que su adaptación en un parque no debería implicar una inversión masiva”, dice la petición.
Patricia Oertlinger es otra particular que pidió en Change.org el cierre del zoo y su transformación en “lugar de rescate, recuperación de animales silvestres, centro educativo y de formación”. Llevaba 609 firmas de apoyo.
“El Zoológico de Córdoba no mantiene a sus animales en condiciones socioambientales óptimas, a pesar del esfuerzo de biólogos, veterinarios, cuidadores, voluntarios, estudiantes o profesionales”, detalla Oertlinger en un escrito. “Las fuentes de trabajo se verían enriquecidas a través de la interdisciplina de profesionales y organizaciones sociales dedicadas a la conservación o la educación ambiental”, prosigue.
Milagros Burton, en tanto, solicitó en Change.org que el zoo no introduzca más especies exóticas. “Es una cárcel de animales, que no se encuentran en condiciones óptimas; deberían permanecer en su lugar de origen”, opinó en su pedido. Ya captó 590 voluntades.
La Asociación Vegana Argentina también se pronunció a favor del cierre, al entender que los animales en cautiverio “alteran sus condiciones y conductas”. Pide que el zoo mute a parque ecológico y de rehabilitación de especies.

Protesta pública
Vía Facebook, el grupo Animal Soy organiza una convocatoria para exigir el “cierre definitivo” del zoo de Córdoba. Será hoy, de 15 a 18, en su vieja entrada de calle Amado Roldán, frente al Superpark. Sus miembros juntarán firmas de adhesión a la causa, como suelen hacer en el Paseo del Buen Pastor.
“Siguiendo el ejemplo de otros puntos del país donde estas anacrónicas cárceles están cerrando sus puertas, esperamos que Córdoba también ingrese al siglo 21 y deje de explotar a los animales no humanos”, se consigna en la red social.
Gabriel Sasia, de Animal Soy, comentó: “Hace años que manifestamos pacíficamente para generar conciencia de que los animales no deben estar encerrados para entretenimiento de la gente, y lo que pasó en Buenos Aires y Mendoza nos impulsó”.

Proyecto reactivado
En mayo de 2014, el exlegislador Rodrigo de Loredo presentó en la Unicameral de Córdoba un proyecto de ley para el cierre de todos los zoológicos provinciales. Tenía estado parlamentario.
La iniciativa propone la reconversión de los zoos en centros de educación ambiental y de conservación de especies de la fauna silvestre autóctona.
Para evitar que el proyecto se archivara, en marzo pasado la legisladora radical Elisa Caffaratti lo retomó y, sin modificaciones, lo envió a las comisiones de Asuntos Ecológicos y de Legislación General de la Legislatura, que hasta ahora no lo trataron.

Ver Noticia On Line


“Se le da un perfil de bioparque, a tono con la tendencia mundial”

El actual funcionamiento del Zoológico Córdoba es ponderado por la Municipalidad y la empresa concesionaria, Consultora e Insumos Agropecuarios.
Sebastián Roca, subsecretario de Ambiente municipal, indicó que se le viene dando al zoo “un nuevo perfil relacionado al bioparque, en sintonía con la tendencia mundial de zoológicos educativos y ambientales”.
Reveló que el zoo es ámbito de talleres científicos, manejo de fauna autóctona, rescate de especies junto con la Patrulla Ambiental y la Dirección de Fauna de la Provincia, y de investigaciones a través del Centro de Zoología Aplicada de la Universidad Nacional de Córdoba.
Daniel Villarreal, director técnico del Zoológico Córdoba, enfatizó que los zoos modernos tienen funciones educativas, de investigación y de conservación. “Acá ya se trabaja con eso, hay recorridos educativos para estudiantes, conservacionismo y liberación de animales y aves autóctonos en reservas naturales, como pretende hacer el zoo de Buenos Aires”, resaltó.
Aclaró que el zoológico “tiene 62 por ciento de especies provenientes del tráfico ilegal de fauna y el mascotismo, muchas de las cuales no se pueden liberar”.
Villarreal también resaltó que en la institución del parque Sarmiento funciona el colegio Kumelén, orientado a las Ciencias Naturales y con 200 alumnos que anhelan ser biólogos y guardaparques.
Roca y Villarreal recordaron que no se están incorporando animales exóticos desde que falleció una elefanta años atrás.

Ver Noticia On Line
.

0 comentarios:

Buscar este blog

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs