10 jul. 2016

Primer auditoría ambiental en oficinas públicas



La Voz del Interior (10/07/2016)
Cómo hacer sustentable un edificio público

Expertos realizaron la primera auditoría ambiental en oficinas de Córdoba. Detectaron problemas de consumo energético y de agua. Las soluciones son económicas.
La primera auditoría ambiental de un edificio público en Córdoba arrojó resultados preocupantes sobre el excesivo consumo de energía y de agua que se realiza desde el Estado. La buena noticia es que las soluciones son sencillas y económicas.
Estas medidas no sólo contribuyen a reducir los montos en la boletas de servicios, sino también ayudan evitar las recurrentes crisis hídricas que tiene la provincia y mitigar el cambio climático, un problema mundial que también impactará en Córdoba.
El Instituto de Arquitectura Sustentable del Colegio de Arquitectos de la Provincia de Córdoba auditó un Centro de Participación Comunal (CPC) de la ciudad de Córdoba. Midieron 15 parámetros vinculados al consumo de agua, consumo y demanda de energía, cobertura verde, iluminación, climatización y emisiones de gases de efecto invernadero.
Determinaron que es un edificio de categoría “F”, la segunda peor según una normativa de la Unión Europea, debido a sus emisiones de gases de efecto invernadero provocadas por el consumo energético.
Edgardo Suárez, director del instituto, asegura que eso se puede extrapolar a casi todas las oficinas públicas (por eso no se nombra el CPC auditado). Y sostiene que hay un problema de gestión porque los empleados no saben hacer un buen uso del edificio, pero también se pueden tomar medidas de infraestructura sencillas y económicas. “Lo fundamental es auditar las instalaciones antes de tomar un decisión”, advierte.

Árboles que ayudan
La cobertura verde debería imitar el antiguo bosque cordobés.
70 ejemplares. El 56% de la superficie del CPC estudiado tiene cobertura vegetal gracias a la presencia de unos 70 árboles.
30 más. El índice de cobertura debería ser de 74 por ciento, que se alcanza con 30 árboles más.

Tres problemas y tres soluciones
Reducir el consumo de agua. El CPC estudiado tiene dos alas, una destinada a actividades culturales y otra administrativa. En la primera sección, se gastan 15 litros de agua por persona por día, valor que quintuplica un consumo eficiente para este tipo de instalaciones. Más de la mitad se pierde en la descarga de los inodoros.
En tanto que los 40 litros por persona por día consumidos en el edificio administrativo representan casi el doble para este tipo de instalaciones. Más de la mitad se derrocha en los mingitorios, que están arrojando agua de forma continua.
Solución. Esto se soluciona con la implementación de un sistema de doble descarga en los inodoros (foto), reductores de caudal en las canillas y un dispositivo en los mingitorios que se programa para que tire un litro de agua por día. Con estas medidas se reduce hasta 80 por ciento el consumo de agua, según el cálculo realizado por el equipo que auditó el edificio.
Más eficiencia y menos emisiones. El consumo de 174 kWh anuales por metro cuadrado entre electricidad y gas indica que el edificio produce 70,94 kilos de dióxido de carbono anuales por m2. Eso lo ubica en la categoría F, la segunda peor según una normativa de la Unión Europea. El principal problema del edificio es la climatización por un aislamiento inadecuado. El edificio administrativo consume 75% de su energía para refrigerarse, por su alta demanda de uso y asoleamiento, mientras que el edificio cultural usa el 75% para calentarse por un mal aislamiento en el techo.
Solución. Un edificio de este tipo debería tener una demanda de 60 kWh anuales por m2. Las soluciones para reducir el consumo de energía por climatización son colocar burletes (foto) y doble vidrio en las aberturas y plantar árboles para evitar el asoleamiento. También se puede gestionar una mejor eficiencia con un protocolo de uso del edificio por parte de un encargado.
Impresoras en red y diseño en la iluminación. El 14% de la energía se destina a iluminación en el edificio estudiado. La auditoría determinó que, a pesar del alto consumo, es insuficiente porque hay un mal diseño y disposición del mobiliario. Según Suárez, esto se soluciona con sólo cambiar los muebles y las luces de lugar e implementar artefactos con louver (foto) en los tubos fluorescentes para aumentar la luminosidad.
Equipos de oficina. El edificio cuenta con un exceso de impresoras: 1,6 computadoras por cada impresora. “Están prendidas todo el tiempo y consumen el 60 por ciento de la energía que utilizan estos equipos. La solución es poner menos impresoras y conectarlas en red”, ejemplifica Suárez.
Calefacción. Un buen sistema evitaría el uso de caloventores, equipos eléctricos de alto consumo que son utilizados por un tercio del personal, según la encuesta realizada para la auditoría.

Ver Noticia On Line
.

0 comentarios:

Buscar este blog

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs