12 jul. 2016

Desarrollistas contra las las terrazas verdes en edificios

La Voz del Interior (12/07/2016)
Desarrollistas no quieren las terrazas verdes en edificios en Córdoba

Solicitarán una reunión con el intendente Mestre. Rechazan que sea obligatorio instalarlas en techos de más de 400 metros cuadrados. Aseguran que la ordenanza atenta contra la seguridad jurídica. No descartan ir a Tribunales. El concejal Cavallo respondió a las críticas.
La Cámara Empresaria de Desarrollistas Urbanos de Córdoba (Ceduc) pedirá al Departamento Ejecutivo Municipal que vete parcialmente la ordenanza que obliga a instalar cubiertas vegetales en edificios de la ciudad de Córdoba. Los empresarios apuntan contra la obligatoriedad de la norma, ya que aseguran que vulnera la seguridad jurídica.
Por su parte, el concejal Lucas Cavallo (UCR) rechazó las críticas contra la norma de su autoría.
El Concejo Deliberante aprobó el jueves pasado la ordenanza que obliga a colocar techos verdes a edificios de viviendas e industriales nuevos y ya construidos con terrazas de más de 400 metros cuadrados, y para grandes edificios industriales e institucionales de más de 600 metros cuadrados cubiertos.
Plantea como alternativa la incorporación de huertas y también fija beneficios impositivos para los que se adecuen a la ordenanza en forma voluntaria. Y sólo reducción de tasas administrativas y derechos de edificación a los que están obligados.
El alcance de la obligatoriedad es el Centro y todos los barrios pericentrales. El área está delimitada por Circunvalación al este; Capdevilla y Góngora al norte; Monseñor Pablo Cabrera, Costanera y Chancay-Riobamba al oeste; y Santa Ana, Río Negro y Cruz Roja-Malagueño al sur.
A las críticas ya lanzadas por la Cámara de la Propiedad Horizontal y por el Colegio de Arquitectos de Córdoba, se sumó la Ceduc, que directamente pedirá al intendente Ramón Mestre el veto parcial a la ordenanza.
Mediante un escrito firmado por Carlos Lazcano Pizarro, director ejecutivo de la entidad, se sostiene que están de acuerdo con “todo lo que signifique una mejora para la calidad de vida”, aunque marca un límite: “Siempre que la implementación de dichas medidas no afecte de ninguna manera el derecho a la propiedad, la seguridad jurídica o genere cargas no previstas al ciudadano o las empresas”.
Según la Ceduc, se afecta el derecho a la propiedad porque la ordenanza establece la obligatoriedad en edificios ya terminados, en ejecución o con proyecto autorizado, “sin tomar en cuenta el fin para el cual esa cubierta haya sido oportunamente diseñada”.
La Cámara sostiene que el inmueble afectado debería desarrollar, implementar y mantener a su cargo, “con costos finales que son una verdadera caja de Pandora en este momento económico y tecnológico, con todo lo que esto significa en las expensas de un consorcio, o en los costos de Pyme y comercios”.
Los desarrollistas aseguran que vulnera la seguridad jurídica porque queda sujeto “a cambios arbitrarios en forma retroactiva”.

“Complicaciones”
Desde Ceduc apuntan que hay complicaciones en la colocación y en el mantenimiento de cubiertas vegetales, y ponen como ejemplo la Plaza de la Intendencia.
“Ante una norma como la propuesta generan más dudas que certezas sobre la posibilidad de aplicación masiva en las viviendas”, afirman.
En ese sentido, remarcaron que se oponen “a la ordenanza en la forma en que está redactada”. De ninguna manera debe ser una medida coercitiva, sino voluntaria y con incentivos fiscales a las inversiones necesarias”, y piden que primero comience el municipio en sus edificios.
Los desarrollistas pedirán una reunión con Mestre, “para que la ordenanza sea modificada, corregida o vetada, para descartar de plano la adecuación obligatoria”.
También anticiparon que, de no tener respuesta, iniciarán las acciones legales que correspondan.

Respuesta radical
El concejal radical Cavallo respondió a las críticas de la Ceduc. En declaraciones a radio Pulxo, sostuvo que se realizó una evaluación jurídica y política, y se consideró que para tener efecto debe ser obligatoria.
“Nosotros entendemos que no se afecta la seguridad jurídica, porque por costo no se afecta, hay un juego de intereses de bienes jurídicamente protegidos superiores e interiores”, señaló.
Y agregó: “Por ahí para la Ceduc el ambiente no es importante y lo es gastar un peso de más, sin razonar lo que va a ahorrar en energía”, afirmó Cavallo.
El concejal remarcó que si se obliga a la cubierta verde sólo para edificios nuevos, “el Centro va a quedar como está y no se va a modificar la situación de contaminación”.

La ordenanza en detalle
Edificios de viviendas e industriales nuevos y ya construidos con terrazas de más de 400 m2, y para grandes edificios industriales e institucionales de más de 600 m2 cubiertos. Adecuación de tres años más prórroga de 12 meses.

Ver Noticia On Line
.

0 comentarios:

Buscar este blog

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs