12 jun. 2016

Planificación urbana para evitar conflictos

El Puntal de Río Cuarto (12/06/2016)
“Si las ciudades no planifican su crecimiento, va a haber problemas”

Lo aseguró Américo Degioanni, uno de los ingenieros de la Universidad Nacional de Río Cuarto que está trabajando en esquemas de proyección de localidades para evitar los conflictos urbano-rurales
Investigadores de la Universidad Nacional de Río Cuarto están trabajando con el Colegio de Ingenieros Agrónomos de Córdoba con el objetivo de impulsar el crecimiento ordenando en todos los pueblos y las ciudades de la provincia, a los fines de evitar los conflictos urbano-rurales que en los últimos tiempos se han multiplicado, producto de la escasa previsión.
El ingeniero Américo Degioanni dijo a PUNTAL que si no hay un correcto ordenamiento territorial, tarde o temprano, los problemas van a llegar.
“Hace tres o cuatro años que estamos trabajando con el tema, a propósito del crecimiento de los conflictos en las zonas periurbanas (aquellas que están en contacto con las áreas rurales). Tomamos como ejemplo la ciudad de Río Cuarto y evaluamos cinco alternativas de expansión, teniendo en cuenta los costos, la inversión en infraestructura (luz, agua, cloacas y gas) y la gestión de la basura. Esto tiene que ver con empezar a instalar la necesidad de establecer un ordenamiento de todas las ciudades”, señaló Degioanni.
El ingeniero explicó que las nuevas tierras a ocuparse por el crecimiento poblacional pueden salir del ámbito rural o de espacios naturales, como las costas del río, en el caso de Río Cuarto. “La idea es que se defina cómo avanzamos para evitar problemas”, agregó.
Este tipo de ejercicio es el que se busca aplicar en todas y cada una de las localidades de la provincia, para lo que resulta fundamental contar con el acompañamiento de quienes están a cargo de manejar los destinos de los distintos niveles del Estado.
“Una vez que se defina el crecimiento, hay que pensar en lo que nosotros denominamos franjas de amortiguación. Se trata de espacios que permiten disminuir los conflictos que se dan entre las actividades rurales y aquellas que son propias de las urbes. De otra forma, es imposible, incluso el Colegio de Ingenieros Agrónomos ha dicho que la ley para regular la utilización de los agroquímicos no alcanza para solucionar los conflictos”, manifestó Degioanni, quien también informó que están trabajando junto con la Subsecretaría de Asuntos Municipales del Gobierno de Córdoba.

-¿Es un problema presente en todas las localidades?
-En mayor o menor medida, las ciudades y los pueblos tienen dificultades de este tipo. En el caso de las grandes ciudades, como puede ser Río Cuarto, los conflictos se dan en las zonas periurbanas. Mientras tanto, en las pequeñas localidades, los inconvenientes están presentes en todo el ejido, producto de las actividades agropecuarias. Las ciudades y los pueblos van creciendo y esa expansión va urbanizando sectores cada vez más a las afueras, entrando en contacto con el área rural. Ante esa situación, nosotros proponemos que los pueblos ordenen su crecimiento. Hicimos un trabajo muy concreto junto con la Municipalidad de Santa Eufemia, y hoy esa localidad cuenta con un programa de planificación urbana con miras al año 2030.

-¿Qué tiene que pasar para que todas las ciudades y los pueblos tomen conciencia y definan avanzar hacia un ordenamiento territorial?
-Lo primero es que cada comunidad tenga decisión política. Eso es fundamental para arrancar cualquier plan de ordenamiento territorial. Tiene que haber un acompañamiento de todos los niveles del poder político y de las instituciones de la localidad. Hay que trazar una mirada a largo plazo. Ese es quizás el punto más difícil, porque muchos municipios están urgidos por las necesidades cotidianas. Entonces, se esfuerzan por solucionar los problemas de hoy sin, generalmente, tener esa visión a largo plazo. Por eso, nosotros hacemos hincapié en que la discusión tiene que ser lo más amplia posible, para que el que tenga que tomar las decisiones se sienta apoyado. En el caso de Río Cuarto, nosotros discutimos el tema con varias ONG, con la Sociedad Rural, con el Concejo Deliberante, con el Colegio de Arquitectos, entre otros.

Hay interés
Pese a que una de las pocas localidades de la provincia que avanzó en serio sobre el ordenamiento de su territorio es Santa Eufemia (pueblo del sur de Córdoba con poco más de 2 mil habitantes), el ingeniero Américo Degioanni negó que las grandes ciudades de Córdoba estén desinteresadas sobre el tema.
“Hace poco en la ciudad tuvimos una gran discusión sobre el country conocido como La Antonia que se quiso levantar en un predio a la vera de la ruta 30. Eso ahora se pasó para más adelante. De todas formas, abrió el debate. Creo que en distintos ámbitos políticos no saben qué es lo que tienen que hacer para evitar los conflictos, pero no es que no les interese pensar en un ordenamiento adecuado”, indicó Degioanni.
“Muchas veces se piensa que no se hace una cosa o la otra porque hay intereses, y la verdad es que no siempre es así. Por eso, insistimos en que desde las instituciones tenemos que ayudar al poder político a tomar la mejor decisión en función del bien común”, agregó el ingeniero.
Por último, Degioanni consideró que existe un problema cultural que lleva a la sociedad a no predecir el futuro. A la vez, admitió que la especulación sobre las tierras es lo que más atenta contra la planificación urbana de cualquier ciudad.

Ver Noticia On Line
.

0 comentarios:

Buscar este blog

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs