11 jun. 2016

Los minidiques polémicos van a audiencia



La Voz del Interior (11/06/2016)
Los minidiques rebalsan de polémica

El proyecto para construir una represa para contener crecidas sobre el río Carapé, en la zona de Ascochinga, genera controversias. La discusión anticipa otras futuras, ya que la Provincia planifica tres microembalses más para esa zona y otros para diferentes regiones.
El Gobierno de Córdoba avanza hacia la licitación del primero de cuatro minidiques que proyecta construir en la zona de Ascochinga, con la finalidad de contener las crecidas del río Jesús María. El proyecto genera discusiones, que tendrán una instancia de debate en la audiencia pública ambiental prevista para este lunes 13.
De la necesidad de contener crecidas destructivas nadie duda. Lo que se discute es si las obras propuestas son la solución adecuada.
El debate por el primer proyecto sobre el río Carapé anticipa otros, ya que la Provincia anunció que sumaría minirrepresas, con el mismo fin, en varias regiones.
El Estudio de Impacto Ambiental (EIA) de la obra del Carapé, elaborado por un grupo técnico de la Universidad Nacional de Córdoba para la Secretaría de Ambiente, avala el proyecto. Admite que generará un impacto negativo en el área por intervenir, durante la construcción, pero de efectos “reversibles”. Y valora que mayor será “el impacto positivo aguas abajo, para la protección de personas, bienes y recursos naturales”.
Además del minidique sobre el Carapé, el plan incluye otro similar sobre el río San Miguel y dos más sobre el Santa Catalina, todos en la misma región, con una capacidad conjunta para retener hasta cuatro hectómetros cúbicos, uno más que el dique La Quebrada, de Sierras Chicas.

Planteos
Las objeciones aparecieron desde sectores de perfil ambientalista. Melisa Giorgis, Daniel Renison, Ana Cingolani, Jorge Strelin, Federico Kopta, Diego Gurvich y Juan Rodríguez son biólogos, docentes de la UNC, investigadores del Conicet e integrantes de ONG ecologistas. En un trabajo conjunto, plantearon que el EIA no analiza con debida profundidad la cuenca regional completa.
Melisa Giorgis, doctora en Ciencias Biológicas, sostuvo: “No se trata de la dicotomía entre obra sí u obra no. El punto es que este paradigma ingenieril que ha hecho que en otros países se canalizaron ríos y se levantaron diques sin pensar –como acá– terminó en algunos desastres. Nuestra postura es analizar más íntegramente la cuenca y ver qué conviene”.
Para estos especialistas, el EIA no brinda información precisa para valorar la afectación ambiental. “Queremos romper con esta lógica de avanzar con los proyectos sin la suficiente información y a las apuradas”, aportó Giorgis.
“El nivel de error con el que hacen los cálculos es tan grande como el paredón proyectado. Se hace con un modelo topográfico digital que en escala y altitud tiene errores de 10 a 20 metros”, advirtió.
Ese grupo propuso observar tres necesidades simultáneas para esa cuenca: garantizar agua en temporada de sequía, reducir los riesgos ante crecidas y mantener la calidad del agua en la zona. “Hay que trabajar para asegurar esos tres servicios, no limitarse a uno solo”, dijo Giorgis.
La crecida del 15 de febrero de 2015 arrastró casi 1.200 metros cúbicos de agua por segundo sobre el río Jesús María. Fue la peor que se recuerde en esta cuenca, y con una capacidad destructiva nunca vista.
Desde ese grupo de investigadores se puso en duda si una de similar magnitud podría ser detenida por ese sistema de cuatro minidiques en la cuenca alta.
En cambio, en Recursos Hídricos de la Provincia se muestran convencidos de que es la solución más efectiva para evitar que se repitan similares daños aguas abajo, más allá de otras alternativas de mucho mayor largo plazo. Al presentar el proyecto en Jesús María, funcionarios compararon que la crecida de 2015 llevaba más de mil metros cúbicos de agua por segundo, mientras que si se culminan los cuatro diques en esta cuenca, la retención equivaldría a que no se supere un caudal de 300.

Audiencia pública: el lunes, a debatir
El costo del primer minidique rondará los $ 140 millones.
La audiencia pública para debatir la obra del río Carapé, a 1,5 kilómetros de Ascochinga, fue convocada por la Secretaría de Ambiente de la Provincia para este 13 de junio, a las 10, en la sede de la Sociedad Rural de Jesús María.

Ver Noticia On Line

Más Información:

Zona de los embalses
Paredón, embalse y bosques
.

0 comentarios:

Buscar este blog

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs