18 jun. 2016

Llaman a repensar las ciudades

La Voz del Interior (18/06/2016)
“Córdoba debe ser más intensa y compacta”

Elkin Velázquez, director regional de ONU-Hábitat planteó la necesidad de que las urbes sean más densas, diversas y sostenibles. Llamó a revertir el caso local.
Elkin Velázquez es Administrador Público de la ENA (Ecole Nationale d’Administration de Francia) y doctor en Geografía, con especialidad en política y ordenamiento territorial. También es ingeniero y director de la Oficina Regional para América Latina y el Caribe de ONU-Hábitat, el programa para asentamientos humanos de la Organización de las Naciones Unidas.
Según Velázquez, desarrollo urbano con más densidad y más diversidad, y con innovación, intensa y sostenible, serán los ejes que impulsará la ONU para las grandes ciudades como Córdoba. Aquí estuvo en las jornadas “Pensar la vivienda, vivir la ciudad”. En ese marco, habló con La Voz.

El caso Córdoba

–Usted justamente se encuentra en una ciudad extensa y poco densa...
–Lo que habría que hacer, no para mañana, sino empezar hacia adelante, es hacerla más intensa, más compacta y más conectada.

–Pero siempre hay grupos que resisten apelando a la preservación arquitectónica o a las identidades. ¿Cómo se encuadra eso con la necesidad de una ciudad densa?
–Hay dos perspectivas. Una es global: si todas las ciudades del mundo fuesen como Córdoba, el efecto de emisión de gases se incrementaría exponencialmente y se generaría aun más cambio climático. En la COP21 de París se dijo que las ciudades deben trabajar en ser más eficientes, y la eficiencia tiene que ver con ser más compacto, que se integre más el transporte público en lugar del individual. Lo que veo en Córdoba, y que se parece a muchas ciudades de la región, es todo lo contrario. Entonces hay un tema de responsabilidad social e histórica. Necesitamos revertir ese proceso de ciudad explayada, estamos consumiendo adicionalmente el recurso suelo, que puede afectar en muchos casos la seguridad alimentaria. En los últimos 30 años en el mundo, la tasa de crecimiento utilizado para áreas urbanas, por ese modelo depredador, aumentó de manera geométrica comparado con la tasa de incremento de la población. Entonces algo estamos haciendo mal. Y ONU Hábitat busca atender esos procesos.

–Y además del global, hay un aspecto más local...
–Ese segundo punto es cómo, en el marco de cada barrio, uno puede comenzar a identificar formas racionales, culturalmente aceptables, para generar intensificación. Que no es solamente crecer en altura, sino identificar todos los espacios poco densos y darles un uso que genere una dinámica diferente. Por ejemplo, en muchas ciudades latinoamericanas las casas van creciendo de un piso a dos o tres, en algunos barrios antes que otros. Hay que contar con la población, discutir, pero tener decisión política y plantear lo que sea sostenible no sólo para la comunidad, sino para el planeta.

Extensa y cara
Un argumento que se usa en contra de la densificación es el impacto del tránsito.
Para el colombiano Velázquez, cuando la ciudad es más extensa, los servicios públicos se encarecen y también las vías de comunicación.
“Necesitamos más racionalidad. En lugar de invertir en construir infraestructura social que se subutiliza, hay que sacar el mayor provecho a la infraestructura que tenemos ya instalada, incluso si necesita alguna ampliación vale la pena porque es costo beneficioso en el largo plazo desde el punto de vista económico y ambiental”, afirmó.
–Es difícil pensar vivienda social con densidad. Generalmente se plantean en las afueras de la ciudad.
–Justamente estamos proponiendo cambiar el paradigma. Los proyectos de crecimiento de la ciudad y de vivienda se han sustentado en una sola variable que determina el resto del proceso, y que es el precio del suelo, que implica más lejos porque es más barato. Pero a largo plazo, ese modelo es más caro para la sociedad. Hay países en donde la gente está abandonando las casas porque es demasiado lejos y les resulta más barato ir a una vivienda de menor calidad pero bien localizada. Y ese es el punto central. Ahora lo que hay que buscar es una forma de planear una ciudad y los proyectos de vivienda que conjuguen precio del suelo y localización. Entonces ya tienen que optimizar el resultado sobre la base de esas dos variables.

“Pensar la vivienda, vivir la ciudad”
Un concurso para estudiantes de Arquitectura latinoamericanos.
Velázquez estuvo en Córdoba para el cierre de ese evento. El trabajo ganador fue una intervención, en barrio Bajo Yapeyú, de los estudiantes de Universidad Nacional de Córdoba Betina Garelli, Soledad Patiño y Agostina Zampieri.

Ver Noticia On Line
.

0 comentarios:

Buscar este blog

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs