18 jun. 2016

Gallos en adopción



Día a Día (18/06/2016)
Fundación Sin Estribo busca adoptantes para gallos rescatados de riñas

Son 16 animales que fueron salvados cuando la Policía interrumpió una riña de gallos. Ya curados de graves heridas, la fundación Sin Estribo busca nuevos hogares para ellos.
“Son animales que han sufrido mucho, entrenados para pelear, drogados y hasta les han arrancado las plumas para satisfacer el deseo de ganar dinero”, cuenta la abogada Andrea Heredia, presidenta de la Fundación Sin Estribo. A fines del mes pasado fueron 33 gallos los que la Policía recuperó tras encontrar en flagrancia la realización de una riña en el barrio Ameghino Norte.
En esa oportunidad se detuvo a medio centenar de apostadores, a los organizadores y a la dueña de la casa en la que se realizaban las peleas prohibidas por la ley.
“Las riñas son terribles, porque los animales son preparados para pelear desde pequeños. Se los droga, se los cuelga para que hagan fuerza con las patas y creen músculos. Además se los encierra y les colocan espolones con gillette y hasta picos de acero para que hieran de muerte al otro animal”, detalló Heredia.
Los “galleros” también arrancan el plumaje “sin importar el sufrimiento del animal para que sean más livianos”, agregó.
Casa nueva. El resonante caso se encuentra en manos de la Justicia cordobesa, pero los animales están siendo atendidos por la Fundación Sin Estribo. “Vamos aprendiendo a cuidarlos. Los debimos atender bastante ya que vinieron muy lastimados y con fuerte sufrimiento psicológico”, destaca Heredia en diálogo con Día a Día.
Actualmente, por protección, los animales viven en jaulas individuales y se los suelta de a uno para ser alimentados y que tengan contacto con el espacio verde. “Urge encontrarles nuevas familias para que vuelvan a vivir en libertad y recuperar el lugar de animal que por maldad se los han hecho perder”, sostiene la comprometida defensora de animales que ya cuida de un gallo en su casa.
Pese a la creencia que estos animales podrían ser malos, aseguran que por el contrario gustan de estar con las personas y que de modo natural solo pelean por territorio o por las hembras. “Somos nosotros los que transformamos su naturaleza, ellos defienden lo propio por instinto”, asevera la abogada, quien lleva más de 400 causas en defensa de los animales maltratados. En relación a las condiciones para adoptar uno de los 16 gallos que aún buscan hogar, se detalla que es necesario contar con un espacio verde, que no comparta lugar con otros animales (perros, gatos u otro gallo), aunque sí podrían convivir con gallinas.
Para Sin Estribo es importante encontrarles casa porque actualmente deben tener una consigna policial, a causa del intento de robo y recuperación de los gallos por parte de unos apostadores.
n Estribos sigue. Esta fundación cordobesa nació en el 2011 y cuenta con unos 40 voluntarios activos. Desde que iniciaron su tarea ya han recibido unos 300 caballos, además de perros, monos, gatos y ahora gallos. Según detallan, es una de las pocas que realiza todo el seguimiento de los casos de maltrato animal: la judicialización, el rescate y la recuperación. Sin Estribo alquila un terreno en la ruta E53 donde los animales tienen un hogar y pueden recuperarse física y psicológicamente del maltrato
“Nosotros no somos proteccionista, buscamos dar un paso más allá: trabajar sobre los cambios institucionales. Queremos que el animal sea considerado un ser vivo y como tal sea respetado y cuidado. Peleamos porque no sea tratado como un objeto al que se puede someter sin límite”, levanta, así, Andrea la más importante de sus banderas.

Ver Noticia On Line
.

0 comentarios:

Buscar este blog

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs