4 jun. 2016

Causa Bajo Grande a juicio



La Voz del Interior (04/06/2016)
Piden elevar a juicio a municipales acusados de contaminar el río Suquía

Para el fiscal Matheu, los empleados habrían omitido realizar su trabajo durante una asamblea. Se detectaron niveles altos de contaminación.
El fiscal Carlos Matheu pidió elevar a juicio la causa en la que imputó a ocho empleados municipales de la planta depuradora de Bajo Grande por la presunta contaminación ambiental dolosa continuada del río Suquía durante varios días de asamblea.
Los hechos se habrían dado entre el 13 y el 27 de octubre del año pasado luego de que el subdirector de Redes Sanitarias y Gas de Bajo Grande, Daniel Bardagi, denunciara que los empleados afectaron el Suquía y sus entornos generando un peligro para la salud de la gente al realizar una asamblea.
Bardagi declaró que los empleados desatendieron “las unidades depuradoras”, realizaron dos horas diarias de asamblea y que el resto de la  jornada hicieron “quite de colaboración”, lo que afectó el normal funcionamiento de la planta.

Imputación
El fiscal recolectó pruebas y testimonios, e imputó a municipales (y sobreseyó a 46) porque habrían omitido “en forma dolosa” hacer “las tareas esenciales de mantenimiento y reparación necesarias en las unidades depuradoras” en sus horarios y días de trabajo.
Ese trabajo -según indicó la fiscalía- debe realizarse sin interrupción las 24 horas de los 365 días del año.
La supuesta inacción generó que las unidades “dejasen de funcionar correctamente y que a causa de ello los efluentes cloacales ingresados a dicho establecimiento resultasen volcados al Suquía sin recibir el correcto tratamiento de purificación”.

Bacterias
Según la instrucción, los “residuos peligrosos arrojados”, bacterias coliformes totales, se volcaron al río “por encima de los niveles máximos permitidos”.
El límite máximo admitido para la descarga de líquidos al agua son 5.000 bacterias por 100 mililitros y, según el informe del Centro de Excelencia en Productos y Procesos (Ceprocor), se detectaron más de 9 millones de bacterias por 100 mililitros.
Como consecuencia de eso, el agua “resultó contaminada de un modo peligroso para la salud de las personas expuestas a la misma”.
El fiscal consideró que a los ocho imputados se les representó “como probable tal resultado”, pero opinó que “obraron con indiferencia”.
Los imputados Eduardo Altamirano, Agustín Gallo, Edgardo Íscaro, Juan Merendemo, Gustavo Moyano, Carlos Murúa, Horacio Brizuela y Ricardo Luchini negaron los hechos atribuidos y se abstuvieron de declarar. Finalmente, Matheu solicitó la elevación a juicio de la causa.

Ver Noticia On Line
.

0 comentarios:

Buscar este blog

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs