18 may. 2016

Río Cuarto también en problema con sus napas

El Puntal de Río Cuarto (18/05/2016)
Se multiplican las quejas por las napas, mientras estudian restaurar las bombas

Los vecinos de barrio Pizarro aseguran que están cansados de las promesas y exigen una solución definitiva. El Municipio convocará a la Provincia para que haga su aporte. Conformarán una comisión
Mientras las quejas de los vecinos por la permanente suba de las napas en barrio Pizarro se siguen multiplicando, las autoridades de la ciudad analizan implementar un plan para volver a poner en funcionamiento las bombas que están inactivas desde hace unos 15 años. Ayer hubo una reunión en el Concejo Deliberante donde se determinó avanzar en la creación de una comisión a los efectos de monitorear la situación de esta zona del sur de Río Cuarto.
Paralelamente, en una recorrida de PUNTAL, los residentes del sector en conflicto denunciaron que hasta el momento sólo se han escuchado promesas y que es necesario que, de una vez por todas, se produzcan acciones concretas para resolver un problema que tiene 40 años.
Basta con circular (si es que se logra hacerlo) por las principales calles del barrio para tener una idea cabal de lo que está sucediendo. El barro se apoderó de las arterias y entrar y salir de los domicilios se volvió una verdadera hazaña. De hecho, los taxistas y remiseros dejaron de ingresar al sector desde hace un tiempo y las ambulancias también ponen sus peros cuando algún residente solicita asistencia médica.

Cuatro veces
José Tobaldo vive sobre la calle Remedios de Escalada y, en diálogo con PUNTAL, contó que se quedó cuatro veces empantanado al intentar subir su camioneta de la calle hasta el garaje.
“Tuve que poner una reja en la cuneta para poder subir la camioneta, después de quedarme empantanado cuatro veces. No tengo trabajo fijo, por lo que tengo que salir sí o sí, no puedo esperar a que bajen las napas”, señaló Tobaldo.
El vecino dijo que hubo una reunión con concejales, pero destacó que hasta el momento no se ha planteado una solución de fondo.
“El problema está en casi todas las calles. También las casas se ven afectadas. A muchas se les está hundiendo el piso, se les están rajando las paredes o sus aberturas sufren algún tipo de desplazamiento”, agregó Tobaldo.
Los vecinos más memoriosos del barrio aseguraron que esta problemática lleva unos 40 años sin soluciones definitivas, aunque reconocieron que cuando funcionaron las bombas el problema se minimizó.
Sin embargo, estos artefactos se perdieron por distintos motivos. La mayoría de las bombas fueron sustraídas y no resultaron repuestas por parte del Municipio.
A propósito de este tema, el director técnico del Emos, Eduardo Angelini, indicó a PUNTAL que van a desarrollar un relevamiento para ver qué es lo que se puede recuperar del viejo sistema y qué es lo que inevitablemente hay volver a comprar. 
En ese sentido, el funcionario señaló que el Municipio tiene previsto hacer una inversión para que los vecinos puedan recuperar la normalidad en su barrio.
“El Emos no es directamente responsable de lo que sucede con las napas. De todas maneras, ayer nos hemos juntado con referentes del Edecom y del propio Ejecutivo para analizar la conformación de una comisión de trabajo para determinar acciones. Estamos pensando en suspender la circulación del tránsito pesado por algunas calles para disminuir los inconvenientes”, explicó.
Asimismo, Angelini anticipó que solicitarán una reunión con la Provincia para que también haga su aporte, teniendo en cuenta que “lo que tiene que ver con el agua es de su competencia”.

-¿Qué pasó con las bombas que se habían colocado?
-Muchas de esas 100 bombas fueron robadas, otras se rompieron. Seguramente también hubo falta de mantenimiento, además del cumplimiento de la vida útil de las mismas. Por eso nosotros queremos elaborar un proyecto de trabajo en conjunto, en el que también participe la Universidad.

-¿En qué consiste el problema de las napas?
-La suba de las napas es un problema viejo. Este año ha sido peor que en otras oportunidades porque se ha dado el fenómeno de El Niño, que genera importantes precipitaciones. La gran cantidad de milímetros caídos hizo que el acuífero río Cuarto sobrepasara su capacidad de almacenamiento y que el agua comience a aflorar. La zona en la que se está dando este problema es una de las más bajas de la ciudad.

Ver Noticia On Line
.

0 comentarios:

Buscar este blog

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs