27 may. 2016

Plaza España otro simbolo de espacio público decadente



La Voz del Interior (27/05/2016)
A los pies del arbolito, sólo abandono y degradación

La plaza-ícono de Nueva Córdoba parece usurpada por la estructura del árbol de Navidad. Gran parte de su interior está inaccesible. Marcado deterioro general.
Mientras la Municipalidad de Córdoba promete una obra que será muy costosa y compleja para que buena parte de los autos puedan circular por debajo de la Plaza España sin alterar en nada la fisonomía de ese espacio-ícono de Nueva Córdoba, hoy la plaza atraviesa una situación inverosímil: su interior parece usurpado por la estructura que un mes al año sostiene las luces del árbol de Navidad de la Provincia.
El abandono es total en el corazón de la plaza. Un alambrado de dos metros de alto impide el acceso a la zona central, dominada por lo que alguna vez fue una gran fuente de agua. Dentro de ese círculo que forma el alambrado, la gigantesca estructura metálica del árbol y sus enormes tensores dominan la escena, rodeada por decenas de tachos de 200 litros llenos de cemento.
Ese sector es inaccesible y esto restringe el valor artístico de esa plaza creada por Miguel Ángel Rocca e inaugurada en 1980.
Fuera del alambrado el abandono es todavía mayor. Peligrosos restos de chapa –trozos que alguna vez estructuraron los gigantescos regalos que había al pie del arbolito– están tirados sobre las áreas que ofrecían espacio para sentarse. Son chapas filosas al alcance de la mano.
El estado general del resto del interior de la plaza también es desolador. Baldosas rotas, hundimientos, bocas de electricidad abiertas, grafitis por todos lados y basura en algunos sectores.
El sistema hidráulico de la plaza, que al momento de su construcción insumió el 50 por ciento de la inversión total, hace más de una década que no funciona y hoy se encuentra destruido. Todo el interior de la plaza fue diseñado a modo de una enorme fuente, ya que representaba los ríos de España. Nada queda en funcionamiento de todo aquello y para encontrar algún sentido en esa construcción hoy habría que recurrir a los catálogos sobre la obra.
La plaza es un homenaje a España. De las esculturas que –a modo de bajorrelieves– representaban la historia de ese país desde la época de las cuevas de Altamira, hasta Picasso y García Lorca, muchas están rotas y otras son inaccesibles.
Se trata de obras muy valiosas, realizadas por tres de los más reconocidos escultores cordobeses: Horacio Suárez, Carlos Peiteado y Miguel Ángel Budini. Sin embargo, agonizan en la plaza de la desidia.
Ayer fue imposible encontrar explicaciones oficiales para esta situación. El municipio sostiene que el árbol y sus consecuencias son responsabilidad de la Provincia, y en el ámbito provincial nadie respondió.

Ver Noticia On Line
.

0 comentarios:

Buscar este blog

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs