3 may. 2016

Las obras por las inundaciones a debate



La Voz del Interior (03/05/2016)
Debate por minidiques en el río, entre Cuesta Blanca y Carlos Paz

Concejales sugieren construir microembalses para acumular agua que asegure la provisión futura. Reparos de ambientalistas.
“Siete años de vacas gordas y siete de vacas flacas”, sostiene el dicho popular, que parece encajar con la situación de falta de agua y luego con su exceso, en varias regiones de Córdoba. Villa Carlos Paz es un caso adaptable al dicho: atraviesa varios años con muchas lluvias y alertas de crecidas, pero precedidos por otros que preocuparon por la escasez del recurso para abastecer sin sobresaltos de agua potable a sus vecinos y turistas.
En ese marco, el Concejo de Representantes del municipio comenzó a analizar un proyecto que se plantea elevar a la Provincia, para que se aborde la posibilidad de construir minidiques sobre el río San Antonio, desde Cuesta Blanca hasta el lago San Roque.
En Cuesta Blanca se ubica la planta que provee de agua de red a la ciudad y a otras comunas del sur de Punilla
La iniciativa colisiona con la opinión dominante entre sectores de perfil ambientalista. La ONG local Asociación de Amigos del Río San Antonio (Adarsa) ya planteó que embalsar el agua será perjudicial para el ecosistema del río y hasta para la actividad turística regional.
El autor del proyecto es Walter Gispert, presidente del cuerpo de ediles, quien remarcó que la ciudad y región toman el agua del mismo reservorio desde hace 30 años, cuando la población se multiplicó varias veces. “La zona tiene un crecimiento poblacional muy importante y Carlos Paz solo ya tiene como 90 mil habitantes”, expresó Gispert. “Con todos los pueblos vecinos que se proveen de la misma planta de Cuesta Blanca, esta cifra se hace más importante, y en temporada de turismo se duplica”, agregó.
El presidente del Concejo remarcó que en los últimos años el promedio de lluvias anuales ha disimulado la problemática de la provisión del agua potable, pero apuntó que debería discutirse la fuente que la provea en el futuro. El lago San Roque, que abastece a Córdoba capital, no es utilizado por Carlos Paz y comunas cercanas.
“El reservorio de agua que usamos es el mismo que teníamos hace 30 años, cuando la ciudad tenía 30 mil habitantes”, explicó el edil, cercano al intendente Esteban Avilés. Enfatizó que a la solución, por sus elevados costos, la debieran afrontar la Provincia y la Nación.
“Cualquier acción que se haga está fuera del ejido de la ciudad”, dijo Gispert y aclaró que no sugiere la construcción de un dique de grandes magnitudes como el que se propuso durante la gestión del exgobernador Ramón Mestre para Cuesta Blanca. “Deberá ser estudiado por expertos, pero lo que no se puede hacer es negar el problema”, planteó.
La idea es que, además de crear reservorios de agua, los minidiques sobre el río podrían servir para atenuar crecidas.
El Gobierno provincial ha anunciado que planifica construir varios microembalses en diferentes zonas de Córdoba para atenuar crecidas de ríos. Pero entre los que adelantó como posibles, no aparece ninguno sobre el río San Antonio.

Otra mirada
Ana Cingolani es doctora en ciencias biológicas, investigadora de la UNC, vecina de Cuesta Blanca e integrante de Adarsa. “Antes de hacer una movida que tenga un impacto tan grande en la cuenca, hay que tratar de solucionar las cosas manejando el ecosistema”, opinó. “Hemos detectado algunas cuestiones del paisaje de las sierras que hacen que ya sepamos cuáles son los mejores reservorios naturales de agua”, indicó.
“Esos lugares son los valles profundos de las sierras, que tienen sitios donde se guarda más agua. Esos ámbitos se están degradando, por erosión de sus suelos, o se están empezando a cubrir por especies exóticas, y las dos cosas atentan contra el reservorio y con la cantidad y calidad de agua disponible”, afirmó.
Cingolani advirtió que si bien hubo problemas con la provisión de agua en la región años atrás, no se llegó al extremo de la falta del recurso y planteó que es necesario, en esos casos, promover más campañas de cuidado del recurso
Aseguró, por ejemplo, que con sólo sacar los pinos del bosque de Copina se recuperaría parte de la absorción del terreno, y eso incrementaría la cantidad de agua que llega a los ríos. “Si uno pone en la balanza, no es momento de plantear hacer más diques”, sostuvo.
En la década de 1990, la Provincia avanzó con el diseño de un dique en Cuesta Blanca, sobre el río San Antonio. El debate sobre su impacto ambiental y turístico sobre el río, desde ese punto hasta su desembocadura en el lago San Roque, paralizó la iniciativa. De haberse hecho, hoy sería el último embalse construido de Córdoba.

Ver Noticia On Line

Más Información:

La Voz del Interior (03/05/2016)
Los que proyecta la Provincia, pero en otros cursos
En zonas inundadas, escuela da clases por WhatsApp

Comercio y Justicia (03/05/2016)
Rechazan amparo que cuestionaba obras contra inundaciones
.

0 comentarios:

Buscar este blog

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs