14 may. 2016

Canals rodeado de agua



La Voz del Interior (14/05/2016)
Canals, otro pueblo rodeado de agua en el sudeste cordobés

En el sur provincial, los excesos hídricos llevan meses y complican a nuevas áreas. El intendente reclama que la Justicia libere de una vez la traza para abrir un nuevo canal evacuador en un campo cercano, con el fin de salvar al pueblo.
 “Es muy malo lo que está pasando en Canals, y no se hace presente nadie. Estamos rodeados por agua, se pierden las cosechas, cierran los tambos, las napas están colapsadas, las casas están verdes de humedad, hay una cantidad de chicos con asma. Es muy feo lo que estamos viviendo”, resume Nahuel Zahler, periodista de Canals, en el sudeste de Córdoba.
El municipio declaró la semana pasada la emergencia hídrica en esa ciudad y el intendente, Carlos Peiretti, reclama que la Justicia libere de una vez la traza para abrir un nuevo canal evacuador en un campo cercano, con el fin de salvar al pueblo.
“Canals hoy es como una isla. Estamos rodeados. Las dificultades que se presentan son por el desborde del canal Devoto, que viene por Viamonte, y por las precipitaciones importantes que vivimos, que hacen que las cuencas cerradas de alrededor crezcan de manera tal que hoy tenemos pozos negros y desagües todo saturado”, expresó el jefe comunal.
Enfatizó que “el problema es la lentitud de un trámite judicial iniciado hace años para que el dueño de un campo permita construir un canal aliviador que, con 47 kilómetros de largo, llevaría el agua al río Saladillo”.
“El canal debería comenzar 17 kilómetros hacia el este de Canals e iría unos 30 kilómetros al norte, para juntarse con el canal de desagüe de Guatimozín, a la altura de la laguna El Tero. El problema es que el propietario de un campo del último tramo no nos permite pasar. Hay predisposición de la Provincia, y también tenemos las máquinas listas. Falta que un juez ponga la firma para expropiar el paso de servidumbre”, explicó Peiretti.
Concejales coinciden en plantear que el panorama es crítico por donde se lo mire. Indican que se hizo una inversión de seis millones en una planta de cloacas pero no se puede habilitar la obra porque hoy no tienen dónde verter el agua tratada.

Sin salida
En la zona rural, el agua cubrió o destruyó numerosos caminos. Desde la Sociedad Rural se estima que ya se perdió el 50 por ciento de la cosecha en esa área. Cinco tambos de la región, ya apremiados por la baja rentabilidad de la leche, con las inundaciones terminaron de decidir su cierre.
El intendente indicó también que Aceitera General Deheza (AGD) tiene una planta de acopio importante en la localidad, y por la elevación de las napas de agua, se le llena de agua las norias subterráneas. Contó que, “para poder seguir funcionando han instalado bombas, sacan agua y la arrojan fuera del predio”, lo que agrava la situación del entorno.
Según denuncia el Club de Pilotos de Canals, esa es la causa de la inundación del Aeroclub. Hoy, está inutilizada la única pista habilitada en esta región, al sur del departamento Unión.
“La calle de ingreso al Aeroclub está totalmente anegada; todo el dinero invertido en arreglar y extender la cabecera norte de la pista fue perdido. El agua ahora se está acercando cada vez más a los hangares. Hay una casa inundada y la gente está viviendo ahí, con botas de goma en su propio hogar”, revelaron los pilotos.
Según Peiretti, para la semana próxima directivos de AGD se comprometieron a dar una solución y desviar la salida de agua hacia otra dirección.
También están cercados por las aguas el nuevo hotel La Flor y dos estaciones de servicio ubicadas junto a la ruta 8, “porque cuando la Nación hizo el nuevo acceso olvidó construirles alcantarillas”, apuntó.
El municipio insiste con que la solución sería ese canal aliviador que falta, de cuatro metros de ancho, dos de profundidad y 47 kilómetros de largo.

Ver Noticia On Line

Más Información:

Ubicación
Una situación crítica en toda la región
.

0 comentarios:

Buscar este blog

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs