19 may. 2016

A un mes del invierno todos los lagos llenos



La Voz del Interior (19/05/2016)
Todos los lagos llenos, a pesar de que evacuaron más que nunca

A un mes del invierno, el San Roque y el de Cruz del Eje aún están por encima de sus vertederos.
Los tres años seguidos con lluvias por encima del promedio dejan sus marcas en Córdoba. No sólo en amplias zonas anegadas y con napas al ras del suelo, sino también en los diques que, a un mes del inicio del invierno, se muestran al tope de su capacidad de almacenamiento.
Ayer, incluso, dos embalses superaban sus niveles de vertedero: el San Roque, por dos centímetros, y el de Cruz del Eje, por cinco. Pero todos los demás están al borde de evacuar.
No es extraño que los lagos muestren en mayo un buen nivel, luego de cerrar la temporada de lluvias veraniegas. Pero este año el volumen potencialmente acumulable fue el mayor en décadas.
No se nota en las cifras: todos los lagos están llenos al promediar mayo, pero el nivel es similar al de los dos últimos años para esta fecha. Sin embargo, esta vez, no se puede medir el inusual volumen de agua que se liberó en forma extraordinaria para evitar que colapsaran antes los excesos hídricos registrados en todas las cuencas. Por primera vez en décadas, en todos los diques se abrieron durante casi todo el verano las válvulas o compuertas para que evacuaran preventivamente, antes de superar la cota máxima, y así evitar inundaciones en zonas costeras o crecidas de magnitud río abajo.

Comparaciones
Los lagos San Roque y Cruz del Eje ayer aún superaban sus vertederos. Los Molinos quedó a 85 centímetros, Embalse a 50, La Quebrada, a 25 centímetros, y La Viña a 2,50 metros, por citar los más emblemáticos.
Los números son similares a los de los últimos dos años, pero bien superiores al promedio de la última década, sobre todo si se compara con 2010 y 2011, cuando era severa la preocupación por el bajo caudal que acumulaban varios lagos, tras varios años de precipitaciones por debajo de la media histórica.
Entre mayo y octubre, las lluvias suelen ser escasas en esta parte del país. Por ello, es relevante que los diques lleguen a esta fecha en alto nivel, para asegurar que puedan iniciar el verano siguiente con una aceptable reserva, sobre todo para los que resultan vitales para asegurar agua potable y de riego en sus regiones.
La mayoría de los pronósticos señala que ya se debilita el fenómeno de El Niño, que sumó lluvias en los últimos meses, y que se inicia una etapa con niveles de precipitación hasta por debajo de la media. En ese caso, si la primavera y el verano que siguen resultan más secos, la tarea otra vez variará: no será ya liberar agua para prevenir crecidas, sino preservarla en los diques, para que no falte.

Ver Noticia On Line
.

0 comentarios:

Buscar este blog

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs