28 abr. 2016

Los agroquímicos se filtraron en el Comité de Bioética



La Voz del Interior - Edición Electrónica (28/04/2016)
Controversia en la UCC por el desplazamiento de la titular del Comité de Bioética

Docentes de la Universidad Católica de Córdoba hicieron circular una carta con cuestionamientos por la situación. Hablaron de la censura de un artículo crítico sobre agroquímicos. Luego se abrió una instancia de diálogo.
El desplazamiento de la titular del Centro de Bioética de la Universidad Católica de Córdoba (UCC), Mónica Heinzmann, luego de la publicación de un artículo crítico sobre el uso de agroquímicos en una revista digital de la casa de estudio, generó una controversia en esa comunidad académica que sigue abierta.
A lo largo de este mes, 21 profesores e investigadores y una agrupación estudiantil firmaron una carta dirigida al rector Alfonso Gómez en la que manifestaban su "profundo malestar" por la situación, que incluyó la remoción del sitio Web del texto en el que se consignaban opiniones de Heinzmann y Diego Fonti, además de otras fuentes.
Según pudo reconstruir La Voz, después de la circulación de este texto -propagado además por redes sociales- hubo una reunión entre representantes de los docentes y distintas autoridades, entre ellas el propio rector, y se decidió abrir una instancia de diálogo de la que participaron representantes de Ciencias Agropecuarias.
De todos modos, al día de hoy, quedó vigente la salida de Heinzmann. Ante una consulta de este diario, la UCC señaló que no emitiría ningún comunicado al respecto. Sólo se consignó que el mandato de la especialista había caducado y que el debate sobre el uso de agroquímicos está encauzado en instancias de diálogo abiertas a partir de estas circunstancias. También, que se avanzará en un protocolo para la publicación de artículos en los que se incluyan las distintas posturas sobre los temas en los que haya controversia.
Este diario consultó a Heinzmann sobre lo sucedido. "Es difícil para mí hablar en este momento porque la situación es delicada. Todavía no se ha definido mi situación", dijo en una breve consulta telefónica. Desde la UCC aseguraron que sigue trabajando como docente e investigadora en el ámbito de esa universidad. Por su parte, la especialista subrayó que su cargo caducaba en febrero de 2017, por resolución rectoral.

La polémica
La primera carta que cuestionaba cómo se había abordado la situación consignaba que los docentes estaban molestos por “la censura de expresiones vertidas por algunos de sus miembros a propósito de un artículo publicado en la revista Noticias de la UCC”.
En ese texto se agregaba: “...nos llena de estupor la decisión de las autoridades de la Universidad que, no sólo avanza sobre el derecho humano de la libertad de expresión, sino que lo hace atentando contra uno de los pilares de la institución universitaria: la promoción del debate plural y académico. Si hubo intereses que se sintieron afectados por las expresiones del Centro de Bioética, lo que correspondía era invitarlos a formular sus contraargumentaciones por el mismo medio, en un debate libre y abierto”.
Luego, el 12 de abril, un grupo firmantes de ese primer texto, se reunieron con las autoridades: el rector Gómez, el vicerrector de Medio Universitario Claudio Gelmi y Fernando Pedri, decano de Ciencias Agropecuarias. Por los docentes fueron Cristina Etchegorry (Ciencias Económicas); Andrea Gigena, Valeria Brusco, Marcelo Nazareno (Ciencias Políticas), y Gustavo Cruz (Filosofía y Humanidades).
En ese encuentro, según escribieron los docentes, el rector admitió que el artículo se retiró por decisión suya. Y que Ciencias Agropecuarias había señalado “errores técnicos”.

La segunda carta
De los docentes surgió un nuevo texto en el que se informó que se habían planteado distintas cuestiones, entre ellas:  “...el problema de la ‘censura’ (fue el término que utilizamos) en la versión on line de la Revista Noticias UCC de un artículo crítico a los “agroquímicos”, lo que nos impidió conocerlo, todos nos enteramos de su existencia por colegas directamente implicados en el mismo”. Y también: “También se aludió a la condición de trabajadores de todos los docentes-investigadores, lo cual ante lo sucedido generaba un ambiente de temor entre la necesidad de preservar la fuente de trabajo y la duda sobre si en la UCC se puede expresar con libertad las investigaciones y opiniones sobre temáticas tan sensibles como los modos de producción”.
Finalmente, los investigadores y docentes valoraron “la posibilidad de haber sido escuchados”. También remarcaron: “Esperamos que el compromiso por la pluralidad y el respeto por nuestra condición de trabajadores se profundice y haga cada vez más evidente y explícito en propuestas y acciones concretas”.
Además, hubo un compromiso explícito a “ colaborar a través de la crítica bien intencionada y pública en los espacios que se desarrollarán y en la generación de otros que contribuyan al diálogo”

Ver Noticia On Line
.

0 comentarios:

Buscar este blog

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs