17 abr. 2016

Aislados por el agua



La Voz del Interior (17/04/2016)
Vivir bajo el agua, donde la ayuda tarda o no llega

El Tío. “Todos los caminos rurales están bajo agua. Hay campos que la semana pasada tenían la soja lista para cosechar y ahora se está pudriendo sin poder hacer nada. Da mucha pena”, dice con resignación José Luis Rueda, productor agropecuario y presidente del Consorcio Caminero de El Tío.
La entidad mantiene y cuida los caminos que abarcan 220 kilómetros al sur de esta localidad del departamento San Justo. Desde principio de la semana pasada, el agua entra sin contención y busca una supuesta salida natural que hace años está abandonada y sin canalización. “Vamos con los tractores a buscar a la gente que quedó atrapada o llevamos mercadería a los que se quedan cuidando sus propiedades”, señaló.
Desde que comenzó la inundación, Rueda no para. El viernes ofreció que lo acompañáramos para mostrar lo que padece la gente que trabaja en la zona rural. “Las autoridades están preocupadas por las poblaciones y eso lo entendemos, pero cruzando la tranquera también hay muchas necesidades y desolación. A veces pareciera que estas personas son ciudadanos de segunda”, apuntó.
En el recorrido nos encontramos con Jorge Castelina, quien se abría camino entre el agua en un tractor que tiraba un carrito donde iba su hijo, con la mujer y los nietos. “Los estoy llevando a La Francia porque el agua está a punto de entrar a la casa”, relató el trabajador rural. “Cada vez es peor la situación”, agregó, mientras subía con el vehículo a la ruta nacional 19, donde en varios tramos el agua supera la carpeta asfáltica y no se puede saber por dónde se circula.
La misma resignación en los ojos se le nota a Ofelia Cotela, que tiene su casa con un pequeño quiosco a la vera de la ruta 19, a unos cinco kilómetros del pueblo. Hay más de 40 centímetros de agua adentro y su patio está inundado. Trabaja en un emprendimiento que hace embutidos, pero desde hace una semana no va porque también está bajo el agua. “Desde 2007 que estamos pasando por esta situación”, explica.

Una gran pileta
La difícil situación que atraviesa la región movilizó a todos los sectores. El viernes se reunieron productores afectados con empresarios y autoridades del municipio.
Para graficar lo que sucede, el productor Claudio Carignano explicó que en esta zona se formó como una “gran pileta” y que las vías del ferrocarril y la ruta 19 son una barrera de contención que detiene las aguas, que descienden del sur hacia el norte, con destino final a la laguna Mar Chiquita.
Los técnicos del municipio y la Provincia realizan limpieza de alcantarillas y puentes sobre la ruta. También se empezaron a colocar bombas arroceras para descomprimir el agua que amenaza a la población.
Pero desde el lunes, con ayuda del Gobierno provincial, el intendente de El Tío, Fernando Rossi, confirmó que se comenzará con la limpieza de ocho kilómetros del arroyo Los Guevara, desde hace años abandonado y tapado de árboles.
Para Carignano, esa limpieza será sólo un paliativo para descomprimir la grave situación. “Hay que buscar soluciones integrales para no atravesar otra vez esta situación. Para ello debemos sistematizar toda la cuenca”, afirmó.
La Provincia autorizó a las municipalidades de El Tío y de La Francia a limpiar los tramos más cercanos al ejido urbano y a desviar los líquidos hacia el norte.
También se refuncionalizaron viejos puentes, canales y alcantarillas que atraviesan la ruta 19.
Por otro lado, Vialidad Nacional permitió al municipio de Arroyito romper la ruta 19 para descomprimir la zona urbana.

Pérdidas
Los productores agropecuarios afirmaron que las pérdidas son incalculables. Roberto Blangino, dueño de una empresa de máquinas viales, indicó que “la mayoría de la cosecha está perdida”.
Alfredo Ricca, propietario de una empresa que fabrica derivados de la soja, tiene su planta bajo agua en la entrada al pueblo. “La semana pasada estábamos contentos porque la cosecha era excepcional. Ahora el panorama es desolador”, dice.

Los diques, repletos
San Roque. El dique tiene sus dos válvulas de evacuación abiertas al 100 por ciento desde el viernes. La situación genera una crecida mayor del río Suquía, aguas abajo, por lo que en la ciudad de Córdoba la costanera seguirá cortada al tránsito al menos por varios días.
Todos. Los diques de Córdoba están repletos, incluso aquellos que hace muchos años que no llegaban al nivel del vertedero. Es el caso de La Viña, en Traslasierra.
Liberar. Desde hace meses,
Recursos Hídricos dispuso abrir válvulas y compuertas para que liberen agua antes de llegar a los vertederos.

Ver Noticia On Line

Más Información:

Día a Día - Edición Electrónica (17/04/2016)
Ruta 19 cortada entre La Francia y El Tío, por agua sobre calzada

La Mañana de Córdoba - Edición Electrónica (17/04/2016)
Piden a los vecinos de Noetinger que cuiden el consumo de agua por el nivel de napas

El Diario de Villa Carlos Paz - Edición Electrónica (17/04/2016)
Clima: Proponen regular la forestación en rutas cordobesas

La Voz del Interior (17/04/2016)
La pregunta del millón
No todo es culpa del agua
Agua brava

El Puntal de Río Cuarto (17/04/2016)
El sudeste bajo agua: Pascanas, con las napas a sólo 30 centímetros del suelo

La Voz de San Justo (17/04/2016)
Provincia gestiona ante la Nación beneficios para las zonas de emergencia
.

0 comentarios:

Buscar este blog

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs