28 mar. 2016

La costanera en muchos sectores es un asco





La Voz del Interior (28/03/2016)
La Costanera hacia el este es un paisaje del espanto

Yuyales, basurales, baches, líquidos cloacales, olores nauseabundos y alimañas son las postales dominantes. La Provincia promete actuar apenas cesen las lluvias.
Pocas cosas pueden resultar más desagradables que recorrer el sector este de la Costanera del río Suquía. El tramo que se extiende entre el puente del nudo vial Mitre y barrio Campo de la Ribera se asemeja a un paisaje del espanto. Yuyales, basurales, baches, líquidos cloacales, olores nauseabundos y alimañas a la vista son las postales dominantes.
El año pasado, La Voz del Interior denunció la inconmensurable degradación ambiental y urbana que padece el sector. En lo que respecta a las costas del río y su entorno inmediato, nada cambió. No hubo intervención estatal. Hasta podría decirse que la situación empeoró, porque, a causa de las persistentes lluvias, los yuyos crecieron hasta alturas no medibles con centímetros y la avenida se llenó de pozos descomunales.
Puente Monteagudo. Hace años que ese tramo de la avenida Costanera, a la altura de los barrios San Vicente y Yapeyú, es un basural. (Raimundo Viñuelas/LaVoz)
Encima, aparecieron nuevos basurales en diversos tramos. A esto se suma la incontable cantidad de trozos de cemento sueltos en el cauce y las márgenes del río, que nunca son retirados. No hace falta decir que todo el sector está sumido en la oscuridad. No queda una lámpara de alumbrado a causa del vandalismo. Y la inseguridad imperante, con las condiciones citadas, se deduce fácilmente.
Los vecinos indican, sin errarle, que esta zona de la ciudad “no existe” para las autoridades provinciales y municipales. “Es como si nunca hubieran venido a ver lo que es esto”, enfatizaron.
Sobre la Provincia recae la responsabilidad de mantener las riberas del río (de muro a muro), mientras que la Municipalidad es la encargada de ejecutar mejoras en la calzada de la avenida Costanera.

Relevamiento
Entre el puente Monteagudo y el puente Maldonado, la mano sur de la Costanera exhibe solamente basura, al extremo de que hay tramos en que los vehículos deben esquivarla. Los ratones desplazaron en número a los perros. Es insoportable el olor que impregna el aire, producto de la descomposición de los residuos que yacen en el suelo, y porque el río hace rato que se convirtió en una cloaca a cielo abierto.
En las costas del río, los yuyos tienen dos, tres, cuatro metros, y en varios tramos asoman a la avenida. A metros del puente Maldonado, están al alcance de cualquiera.
Casi nadie utiliza las riberas en este sector, con excepción de los carreros que descargan residuos y los indigentes que hurgan en ellos. Por calle Gorriti es imposible circular hacia la Costanera, porque una montaña de basura obstruye el paso.
A la altura de barrio Yapeyú, las veredas contiguas a la calzada rinden culto a los desechos y la ciclovía se pierde entre los yuyales. Los vecinos caminan a la fuerza por el escaso pavimento sin residuos.
El trayecto de la Costanera cercano a Campo de la Ribera permanece cerrado al tránsito por su mal estado, la inseguridad y los robos. A metros del puente Letizia, los yuyos también tocan el cielo y se formó otro basural en la mano norte de la avenida.
En inmediaciones de villa La Maternidad y calle Asunción, los yuyos empezaron a llegar a la calzada. Es otro lugar donde la gente arroja desperdicios.

Hacia el oeste
Desde el puente Cantón hacia el oeste de la Costanera, los yuyos también están crecidos por demás en las márgenes del río.
En las cercanías del puente del Trabajo, mano sur de la Costanera, algunos aparatos para gimnasia están tapados por las malezas y desincentivan a la gente a usarlos.
Desde este lugar y hasta inmediaciones del puente Tablada, se observan árboles caídos y arrancados de cuajo por las últimas tormentas, a la espera de que los trocen y los retiren. Los yuyales tienen dimensiones importantes.
Finalmente, el tramo cercano al puente Sagrada Familia no escapa a la media general: muestra basura y yuyos altos.

Tramo céntrico
El único sector de la Costanera del Suquía que luce en buen estado es el céntrico. Es el más visible para la gente y el más usado para las actividades deportivas y recreativas.
La semana pasada se vieron cuadrillas cortando el pasto y concretando tareas de mantenimiento en este sector.
Desde el puente del nudo vial Mitre hasta la Isla de los Patos, las márgenes del río se encuentran con los yuyos al ras y poca basura.
Pese a esto, en el verano reciente, menos cantidad de vecinos se “apropiaron” del espacio público del río. A principios de enero, una crónica de este diario advirtió que faltaba mantenimiento y quizá eso haya incidido al respecto.

Ver Noticia On Line


El mantenimiento, después de las lluvias

La Provincia espera que cesen las lluvias para comenzar a reparar las costas del río Suquía.
Según información oficial, ya hay dos empresas contratadas para realizar los trabajos previstos.
El director de Recursos Hídricos provincial, Edgar Castelló, anticipó que las tareas arrancarían “a fines de marzo o principios de abril”, cuando se dejen de abrir las válvulas del dique San Roque y haya menor ingreso de agua desde la cuenca alta.
El tramo de la Costanera que va desde el puente Santa Fe hasta el puente Monteagudo está a cargo de la empresa Corfur, que debe desmalezar, limpiar y reparar el desgaste por erosión que genera el río en los bordes del sector canalizado con hormigón.
Desde el puente Santa Fe hacia el noroeste, los trabajos están adjudicados a la empresa Cavazón, que corta yuyos y retira residuos.
Cada empresa percibe alrededor de 4,5 millones de pesos anuales por las tareas.
Excepto en los meses del invierno, la licitación obliga a que corten yuyos ocho veces por año, además de los demás trabajos mencionados.
En tanto, ya está en marcha una nueva convocatoria a licitación pública para ejecutar obras de mantenimiento de las costas del río para el período anual que arrancará en abril o mayo próximos.
Según Castelló, es “muy complicado” controlar el comportamiento de la gente, que vierte todo tipo de residuos y escombros al río y a sus márgenes, en particular en el sector este de la Costanera.
“Los volúmenes de materiales que se sacan son increíbles y las lluvias complican con las malezas”, planteó.
Castelló destacó que en el tramo céntrico de la Costanera se cortan los yuyos “más seguido” y que en el sector este se desmalezó “dos veces” en el verano que acaba de terminar.

Ver Noticia On Line
.

0 comentarios:

Buscar este blog

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs