10 feb. 2016

Playas del Ctalamochita en Villa María en decadencia



El Diario de Villa María (10/02/2016)
Un verano para el olvido por la falta de playas a orillas del río

El Ctalamochita recibe el doble de agua en comparación a los últimos años y por eso no hay bancos de arena al descubierto. Bañistas deben conformarse con estar en el césped
Marile y Juan José solían ir a la playa casi todos los días. Colocaban las reposeras en el agua del Ctalamochita y se mojaban los pies mientras tomaban mate. El canasto, en la arena. Los hijos, jugando a la pelota ahí nomás, en la playita.
Cada verano elegían la zona de Puerto Madero, en barrio Mariano Moreno, cercano a sus viviendas, o el Arenero de barrio Vista Verde.
Este año ha sido la excepción: sólo pudieron caer en ese agradable ritual dos veces. Los altos niveles del Ctalamochita derribaron sus planes.
“Nosotros veníamos siempre a la arena, pero ahora nos tenemos que conformar con estar debajo de la copa de un árbol en el césped”, dijo Marile ayer a EL DIARIO.
Mariano y Alexis trazaron similar panorama mientras comían bizcochos en la zona del Santa Ana, otro sector que modificó sustancialmente su fisonomía respecto a temporadas anteriores. “Es una lástima. Supongo que es lo que corresponde porque el dique de Embalse se tiene que manejar de esta forma para evitar inundaciones mayores, pero es una lástima que no tengamos playas”, expresó Mariano.
El guardavidas Augusto Ruiz confirmó que hubo pocos días en que el río dejó al descubierto algún banco de arena en lo que va del verano. 
“En diciembre hubo playita cuatro o cinco días y después desapareció”, precisó a este matutino.
El profesional remarcó que el alto caudal del Ctalamochita, superior al de otras temporadas estivales, obedece al manejo del Embalse, que con sus válvulas de escape administra de otra manera el agua en pos de generar menores efectos dañinos río abajo. La mayor erogación del dique “hace que lamentablemente no tengamos más playitas en la ciudad”.
“La gente viene igual, pero antes había una mayor cantidad de personas que venían a tomar sol y ahora son contadas. No obstante, los fines de semana se llena muchísimo. En la semana es más tranqui”, reflejó.
Augusto consideró que sería positiva la generación de playas artificiales porque “de alguna manera hay que buscar que se aproveche nuestro río”.
En cuando al comportamiento de los bañistas y las amenazas por el mayor volumen de agua, aseguró que “a mucha gente no le importan los riesgos”. “Ni siquiera nos preguntan. Nosotros conocemos el Ctalamochita y estamos para que nos consulten, para que la gente disfrute y para cuidarlos, pero no para ser los niñeros. Suele ocurrir que las familias se sientan a comer y no prestan atención a sus hijos. Cada padre debe hacerse responsable. Nosotros somos dos guardavidas en este lugar, con cuatro ojos no podemos estar atentos a todo, pese a que prestamos atención permanentemente”, explicó.
Ruiz recordó que el año pasado debió realizar mayor cantidad de rescates, aunque en esa ocasión se encontraba en el puesto de la bajada de calle Entre Ríos.
“Uno trata de prevenir accidentes, de hablar con las personas, si uno habla nos entendemos, si dialogamos creo que no tendremos que hacer tantos rescates. Nuestro jefe (Juan Rosso) nos pidió que hablemos mucho con las personas, que asesoremos a los bañistas”, comentó.
Otro de los sectores que eran muy concurridos y que contaban con superficie arenosa era el cercano al puente colgante Juan Domingo Perón. Allí también el agua hizo las suyas.
En Puerto Madero, otro punto de atracción en temporadas pasadas, las características distan mucho de las de otrora. Sin embargo, los fines de semana va mucha gente. También se vio gran cantidad de ciudadanos en el arenero el último fin de semana. Allí en el Vista Verde hay apenas una mínima porción de arena, a diferencia de años anteriores.

Dos playitas
El recorrido de EL DIARIO permitió observar que entre el Arenero y el puente Andino hay dos playas, que casi siempre están desiertas.
Si bien allí se puede disfrutar de la arena, tiene fuertes puntos en contra: no hay guardavidas, es una zona de profundidad y además no hay sombra.

Ver Noticia On Line
.

0 comentarios:

Buscar este blog

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs