31 jul. 2007

Erradicar minibasurales

La Voz de San Justo (31/07/2007)
Lanzan operativo para erradicar minibasurales

La municipalidad de la ciudad de San Francisco informó que entre mañana lunes y el viernes 3 de agosto próximo, se realizará un intenso operativo de erradicación de minibasurales.
De esta forma, se encararán tareas de limpieza atendiendo que se ha notado la existencia de basura que es arrojada en la vía pública, perjudicando la imagen de ciudad limpia y ordenada.

Ver Nota On Line

Investigan incendios en basural

La Mañana de Córdoba (31/07/2007)
Investigan incendios en basural

Durante los últimos días se registraron incendios importantes en el vertedero de residuos de Justiniano Posse, lo que provocó que la localidad esté tapada por un espeso humo durante todo el fin de semana. Desde el municipio consideraron que se trata de cirujas que realizan la quema con el propósito de conseguir otros materias que son arrojados al lugar.
La problemática del basural sigue siendo un tema a resolver para las autoridades comunales. En el transcurso del fin de semana se originaron algunos focos de dimensiones considerables, que según sostienen desde el municipio fueron intencionales.
El secretario de Gobierno, Omar Damiani, expresó que el viernes por la tarde estaba todo controlado, no había irregularidades cuando se trasladó el último camión del día. Al mismo tiempo agregó que “es tanto el gas que se produce, que una vez que se incendia se hace incontrolable”.
Como consecuencia de las llamas que se habían iniciado, sumado al espeso humo que cubrió la localidad, tuvo que acudir a la zona el Cuerpo Activo de Bomberos Voluntarios y personal de la comuna. “Pero es tanto el humo tóxico que se genera que se hace imposible hasta trabajar en el lugar”, aseguró Damiani. Algunos de los que sofocaron las llamas, debieron ser atendidos por los problemas en las vías respiratorias.

Ver Nota On Line

La inspección a Petroquímica

La Voz del Interior (31/07/2007)
La inspección a Petroquímica demandará varios días

Ayer se inició la inspección que ordenó el municipio sobre la planta de TDI de Petroquímica Río Tercero, en el marco de la clausura dispuesta el jueves ante reiterados escapes de gases. Funcionarios municipales insistieron que en base a sus conclusiones se definirá si corresponde rehabilitar la empresa. Por ahora, la planta sigue parada. Ayer, además, la Defensoría del Pueblo de la Nación anunció que mandará a una ingeniera de la repartición, Adriana Giorgio, a evaluar la situación del complejo industrial.
Por su parte, la consultora cordobesa IL&A (Ingeniería Laboral y Ambiental), contratada por el gobierno municipal, empezó el relevamiento. Por la mañana, el titular de esa firma, Carlos Loeschbor, fue presentado por el intendente, Luis Brouwer de Koning, a los directivos de la empresa.
Aunque los comunicados oficiales del municipio informaron de una "auditoría", ayer el intendente corrigió ese dato. "Una auditoría llevaría meses; se trata más bien de una inspección, un chequeo, que pedimos que sea profundo, sobre la planta en la que ocurrieron estos últimos hechos y sobre la gestión o sistema de seguridad de la empresa, sobre todo ante casos de cortes de energía", señaló Brouwer al salir ayer de la planta.
Han sido precisamente las paradas imprevistas por cortes de energía las que provocaron la mayoría de los escapes, que causaron dos muertes en junio. Algo similar pasa con la planta de ácido nítrico de Fábrica Militar, que ante cada parada imprevista genera escapes (el último, el jueves).

Ver Nota On Line

CTI aceptaría mudar la antena

La Voz del Interior (31/07/2007)
CTI aceptaría mudar la antena fuera de zona urbana

En la reciente audiencia realizada en la Defensoría del Pueblo en Río Cuarto, la empresa de telefonía móvil CTI no descartó la posibilidad de remover su antena de telecomunicaciones ubicada en un barrio de Berrotarán, tras el reclamo que los vecinos vienen realizando sobre esa instalación.
Un mes atrás, la empresa levantó en esa zona urbana una nueva torre, mayor a la que ya tenía.
En la reunión participaron un grupo de vecinos, representantes de la Municipalidad de Berrotarán y de la empresa CTI.
En la oportunidad, el municipio expuso que en marzo no se renovará a la empresa el permiso provisorio, cuando venza el actual, y que se elaborará una ordenanza de planificación urbanística donde se establecerá –entre otros temas– cuál será el área de exclusión para la colocación de este tipo de antenas.
Por el municipio, Alejandro Storello dijo a este diario que en pocos días más comenzará a trabajar con el actual intendente Ángel Storello y el electo, Carlos Eduardo Martínez, más el asesor letrado de la Municipalidad para tener en los próximos 60 días un proyecto que será puesto a conocimiento de los vecinos y de la empresa CTI.
Desde la empresa de telefonía indicaron que la antena no sería relocalizada de inmediato pero dejaron abierta la posibilidad que en los próximos meses estarían evaluando otros lugares de instalación. Tanto los vecinos como el municipio colaborarían en la búsqueda de posibles lugares para trasladar la antena.
Los vecinos se mostraron esperanzados tras el rumbo que tomó la situación tanto por la apertura de CTI de no descartar la relocalización de la torre como de la Municipalidad que, tras los reclamos, se puso al frente de las gestiones.

Ver Nota On Line

--------------------

El Puntal de Río Cuarto (31/07/2007)
Berrotarán: hubo acuerdo y se relocalizaría la antena telefónica

Luego de una audiencia en la Defensoría del Pueblo, autoridades de CTI y representantes municipales coincidieron en dar un nuevo destino a la torre
En un hecho que dejaría sentado un precedente en la provincia, la empresa de telefonía celular CTI estaría evaluando la posibilidad de relocalizar una antena ubicada en un barrio de Berrotarán tras el expreso reclamo de sus habitantes.
Esto quedó evidenciado en la última reunión mantenida por las partes con el defensor del Pueblo en Río Cuarto, oportunidad en que Alejandro Storello, en representación de la Municipalidad de Berrotarán, manifestara además que desde el municipio no se le renovará en marzo próximo la autorización precaria a la empresa.
A la vez, desde la Municipalidad se dictará una ordenanza donde quedará establecida la zona de exclusión para la instalación de antenas de este tipo y similares.

Relocalización

Osvaldo Garbarino es uno de los vecinos que participó de la audiencia y dijo que “ahora las tres partes estamos con el mismo objetivo; inclusive vamos a colaborar buscando lugares alternativos donde podría ser llevada la antena”, señaló.
Sostuvo también que “los representantes de CTI pidieron que cuando se le asigne un lugar sea duradero, para no tener más problemas con los vecinos, con el municipio ni con nadie. Fue una reunión auspiciosa; ahora hay que seguir las conversaciones con la Municipalidad”.
Por su parte, Alejandro Storello informó que la tarea ahora es elaborar una ordenanza de planificación urbanística donde se incluya esta temática, indicando que en noviembre habrá un nuevo encuentro entre las partes en el que se darán a conocer los avances del trabajo.
El representante de CTI que participó de la audiencia sostuvo que la antena no será removida de inmediato, pero sí cuando estén dadas las condiciones para ser relocalizada en otro sector, lo que sería en los primeros meses del año próximo.
Los vecinos se mostraron conformes con el avance del reclamo que meses atrás resaltaba los daños que la inmediatez de la torre representaba para los vecinos de la zona.

Ver Nota On Line

Rincón Bonito

La Voz del Interior (31/07/2007)
Rincón Bonito, un nombre sin relación con la imagen del río

El canto de los pájaros, el correr de las aguas y los relinchos de un joven caballo que juguetea con un perro. ¿Es posible que en la ciudad de Córdoba se encuentre un lugar con este paisaje? Sí, lo es: se llama Rincón Bonito, y está emplazado en el noroeste, a unos 30 minutos del centro.
Ubicado entre la calle Ricardo Rojas y el río Suquía, el barrio hace honor a su nombre y es un sinónimo de tranquilidad: grandes y añejos árboles se erigen por doquier, cientos de especies de aves habitan en el lugar, y un casi irreconocible río completa un paisaje casi de ensueño.
Pero el estado de conservación del curso de agua no es el ideal. Desde la última crecida, en marzo pasado, la basura ganó terreno en las costas y nadie se hace cargo de retirarla.
Por ese motivo, un grupo de vecinos del barrio se reunió con La Voz del Interior para hacer público su enojo por la contaminación y la falta de mantenimiento de las márgenes del Suquía.
“La costa del río es un importante pulmón para la ciudad. Desde que tengo memoria, las autoridades nunca hicieron nada respecto al agua en sí, ni mucho menos por la costa”, comentó la vecina Sandra Aguirre.
Una infinidad de bolsas de nailon y botellas de plástico “adornan” toda la vegetación que yace junto al río. “En marzo, la creciente arrastró toda esa basura y nadie se preocupó por limpiarla”, agregó la mujer.
Además, los residentes están preocupados por la depredación que está sufriendo el cauce del Suquía, ya que hay personas que se dedican a extraer tierra, arena y vegetación del lugar.
“Acá viene mucha gente a sacar áridos y árboles. La ley lo prohíbe, pero la Policía no sabe qué hacer porque desconoce la legislación”, afirmó el vecino Fernando Carricaburu.
“Al extraer áridos, dejan huecos que se socavan cuando viene la creciente y van arruinando la costa”, agregó Carricaburu. Los residentes aseguran que en el sector “hay cada vez hay menos ribera”.

Zona inundable

Cada vez que llueve, todas las personas que habitan cerca del río ven convertidas las calles en brazos del Suquía.
“Cuando llueve, no podemos salir de nuestras casas”, coincidieron los habitantes del sector. El problema se vio agravado, según ellos, por la extracción de los áridos.
“Es necesaria una recuperación del río, tanto del cauce como de sus costas, porque después se lamentan los hechos que pudieron ser evitados”, insistieron.

Compromiso

Autoridades de la Dirección Provincial de Aguas y Saneamiento (Dipas), indicaron a este diario que se enviará personal de la repartición “para inspeccionar el estado del río en el sector”.
“Vamos a mandar a nuestro personal a visitar el río en la zona de barrio Rincón Bonito”, afirmó a este diario el director de la Dipas, Juan Bresciano.
El funcionario agregó que, luego de las inspecciones, “se realizarán las acciones pertinentes para solucionar los problemas”.

Ver Nota On Line

Volvería el agua a Berrotarán

La Voz del Interior (31/07/2007)
Volvería el agua a Berrotarán

La Cooperativa Eléctrica de Berrotarán avanza en los trabajos para volver a dotar de agua apta para consumo humano a la comunidad, aunque la normalización está ahora demorada porque se espera la entrega de la cañería por parte de los proveedores. De todas maneras, en las próximas horas se estará realizando la distribución con camiones municipales ya no con agua traída de otras localidades (como hasta ahora) sino con la que se puede ya extraer de una de las dos excavaciones que realizó la Cooperativa, prestadora del servicio.
El nuevo pozo ubicado en el barrio Marcos está siendo "desarrollado", es decir limpiado a través del consumo de agua para riego o tirando directamente al campo. Cuando el proceso esté terminado se estará en condiciones de conducir el líquido a través de cañerías hasta el tanque y distribuirla por la red.

Ver Nota On Line

Apaguemos nuestros celulares

Diario Democracia de Villa Dolores (31/07/2007)
Apaguemos nuestros celulares

Merece nuestro mayor repudio la compulsiva e inconsulta decisión de una empresa de telefonía de instalar una antena en pleno centro de la ciudad de Villa Dolores desconociendo todos los informes e investigaciones sobre sus efectos nocivos sobre la salud humana.
A la brillante actuación de un grupo de ciudadanos que se opusieron y lo siguen haciendo nos sumamos y proponemos que durante toda esta semana no utilicemos nuestros celulares. Utilicemos la telefonía fija.
Las multinacionales de las comunicaciones deben saber que la salud de la población está por encima del dinero de sus negocios.
Curioso e injusto destino el de Villa Dolores que parece estar condenada a ser receptora de todo tipo de residuos: recibe el agua contaminada del Dique La Viña por la negligencia del gobierno de Mina Clavero al no concretar las cloacas, recibe toda la basura sólida del Valle de Traslasierra en la faraónica y cuestionada obra del Vertedero Controlado (¿) (¿por quién?) que ya está colapsado y con posibilidades de contaminar una posible fuente de agua pura para la zona y para la provincia como su acuífero subterráneo. Sufrió la contaminación de uno de sus barrios en ocasión del escándalo del depósito de agroquímicos del Senasa . Hay zonas de alto riesgo por presencia de transformadores o redes de alta tensión. En otras se desconoce los efectos del uso y abuso de agoquímicos de su zona agrícola y frutera, y finalmente ahora también corre el riesgo de sufrir electro contaminación por ondas no ionizantes.
¿Dónde están los organismo encargados de cuidar y controlar la salud de la población y de su medio ambiente?
Curioso destino, “ciudad de raíces afectos, sueños y contaminación”

Eduardo Bottaro
Agrupación Ambientalista VALLE AZUL
Traslasierra-Córdoba-Argentina

30 jul. 2007

Ordenanza contra antenas

Diario Democracia de Villa Dolores (30/07/2007)
Pedido de elaboación de una Ordenanza que prohiba más instalaciones

El Concejo Deliberante de Villa Dolores acogió consensudamente y en total acuerdo el requerimiento de los vecinos de elaborar una ordenanza que prohíba la instalación y funcionamiento de antenas de telefonía celular en los sectores poblados de la Ciudad.
En una reunión extraordinaria, el cuerpo orgánico recibió a dos decenas de ciudadanos dolorenses que plantearon su preocupación ante la construcción, ya casi finalizada, de la antena de CTI Móvil Compañía de Teléfonos del Interior S. A. en pleno centro.
En la oportunidad, ante la presencia del Secretario de Gobierno Osvaldo Uriz y del titular de Obras y Servicios Públicos, Ramón Arrieta, los asesores letrados de la Municipalidad, Doctores Marcelo Durán Lobato y Ursula Martino, explicaron los alcances del Recurso de Reposición que la administración local interpuso en el Juzgado Federal Número 1 en contra de la medida cautelar dictada a requerimiento de CTI.
Esa medida cautelar ordenaba al Municipio abstenerse de obstaculizar, suspender o paralizar el emplazamiento y ulterior funcionamiento de la antena de telefonía celular en el centro de esta Ciudad.
Los asesores explicaron que la Municipalidad entiende que con esa medida se ha violado el ejercicio de poder de policía municipal y que no se ha tenido en cuenta que la antena puede provocar un grave daño a la salud; y que estima que la empresa no cumplimentó con las exigencias de la Agencia Córdoba Ambiente, una de las cuales es tener una cobertura de seguro de responsabilidad civil que comprenda una eventual caída de la antena o de rayos en ella, entre otras cuestiones.
Si no se hace lugar al Recurso de Reposición, la Municipalidad ya ha interpuesto un Recurso de Apelación para que un Tribunal Superior revea la situación con la esperanza que deje sin efecto la medida.
Sin embargo, ante la incertidumbre y cierto grado de pesimismo por lo que puedan llegar a arrojar los pasos judiciales, el Doctor Alberto Traversaro, uno de los vecinos, le pidió al Concejo que se exija un informe de la antena de Telecom, ubicada también en el centro, y que se avoque a la elaboración de una ordenanza que prohíba la instalación y funcionamiento de antenas en el sector poblado de la Ciudad.
Esta proposición fue muy bien acogida por los concejales y, al respecto, el Presidente del cuerpo, José Lorenzo, indicó que se encargarán de analizar y elaborar un nuevo instrumento legal.
En tanto, la concejal Andrea Carram puntualizó que es fundamental generar una ordenanza que regule estas instalaciones, porque no se pueden esperar los resultados judiciales ni la elaboración de un código de desarrollo urbano, ya que “demandaría mucho tiempo” y porque “ahora es primordial contar con una herramienta legal de inmediato”.
En el mismo sentido, Durán señaló: “Es urgente que se realice una ordenanza de ese alcance, porque en el futuro puede aparecer otro caso similar con la misma u otra empresa que quiera instalar otra antena en la Ciudad. Por eso, es importante contar con un instrumento legal del cual valernos”.

Ver Nota On Line

Riesgo de incendios forestales

La Voz del Interior (30/07/2007)
Calamuchita alerta: empieza el período de más riesgo de incendios forestales

La fotografía muestra cómo se ve hoy una zona cercana a Villa Berna (entre Villa General Belgrano y La Cumbrecita), donde un par de años atrás un incendio forestal quemó cientos de hectáreas. La imagen permite observar los daños paisajísticos y turísticos que ocasiona el fuego fuera de control, pero también deja intuir los perjuicios ambientales y económicos para la zona afectada. Entre agosto y setiembre, cada año se agudizan los riesgos de incendios, dado que los pastos secos que deja el invierno facilitan la expansión del fuego. Este invierno, además, ha sido más duro que los anteriores y eso incrementa las condiciones de riesgo. Los cuarteles de bomberos de la región están más equipados que años atrás y el sistema de control implementado por la Provincia luce más entrenado. Sin embargo, el principal factor para evitar el fuego es la actitud que cada uno asuma para evitar que un descuido o negligencia lo termine provocando o facilitando. La luz de alerta debe estar encendida.

Ver Nota On Line

Auditoría a Petroquímica

La Voz del Interior (30/07/2007)
Empieza la auditoría a Petroquímica

Desde mañana, y a modo de “veedor oficial municipal”, un especialista en ingeniería ambiental comenzará a realizar la auditoría sobre la planta de TDI de Petroquímica Río Tercero, que exigía la resolución del Juzgado Municipal de Faltas del jueves pasado que dispuso la clausura preventiva de esa empresa, tras los varios incidentes con escapes ocurridos en los dos últimos meses.
El contrato con el ingeniero Carlos Roberto Loeschbor fue firmado el viernes por el gobierno municipal. Según se supo, ya realizó una primera visita a Petroquímica y desde mañana, junto a otros colaboradores, iniciará el relevamiento. Desde el municipio se informó que la tarea encargada será “una profunda auditoría, que establece controles y peritajes de todo tipo (de seguridad, higiene, ambiente, estructura)” en la planta clausurada. En el municipio confían que en una semana podrían tener un primer informe.

Ver Nota On Line

--------------------------------------------------------

La Mañana de Córdoba (30/07/2007)
Río Tercero: analizan pedir ayuda a Ambiente nacional para la auditoría

“El viernes y sábado comenzaron con las pericias para ver si la planta TDI de la Petroquímica podrá seguir funcionando”, explicó ayer el intendente de Río Tercero, Luis Brouwer de Koning, a LA MAÑANA.
De esta forma, aclaró que la designación municipal del veedor oficial, un especialista en ingeniería ambiental de Córdoba, tenía por fin la realización de pericias visitando la Petroquímica, pero no encabezar una auditoría.
Se trata del ingeniero Carlos Loeschbor quien realizará un relevamiento a corto plazo para dar una respuesta al municipio si ese sector de producción donde se fabrica disocianato de tolueno (que se utiliza para hacer gomaespuma), puede seguir funcionando garantizando la inexistencia de peligros ambientales.
“Lo que se hace es una evaluación del área afectada. A mediano y largo plazo se analizará si la Municipalidad pedirá realizar una auditoría, porque es muy costoso. En todo caso, pensamos en pedirle colaboración a la Secretaría de Medio Ambiente de la Nación para afrontar los gastos que implique”, señaló Brouwer de Koning.
En principio, el especialista que oficia de veedor municipal continuará hoy con los controles y peritajes de seguridad y ambientales en la planta TDI, que es la única de las cuatro que se mantiene bajo clausura.
“Esperamos tener un informe preliminar esta semana para saber en las condiciones en que se maneja la fábrica y los mecanismos que adopta en caso de accidentes. No sabemos cuáles serán los costos que estas pericias tendrán, pero en principio se hará cargo el municipio, para luego, a través del Juzgado de Faltas, girar el monto a la Petroquímica Río Tercero”, indicó el intendente.
Por otro lado, a pesar de que el municipio solicitó colaboración a la Agencia Córdoba Ambiente, Brouwer de Koning confirmó anoche que no se tuvo contestación de ese organismo provincial, más allá de una nota solicitando que pusiera en condiciones sus basurales a cielo abierto. El mandatario local no supo precisar la participación de Agencia Córdoba Ambiente facilitando sus técnicos o se contratará a la Facultad de Ciencias Químicas de la Universidad Nacional de Córdoba.

Ver Nota On Line

29 jul. 2007

La basura y el Suquía

La Voz del Interior (29/07/2007)
La basura tiene prioridad en el Suquía

Dipas todavía espera que la Justicia la autorice a relocalizar a las personas que viven junto al cauce. Se había anunciado un plan integral de limpieza del río, pero sólo se extrajo la basura.
El plan que había anunciado la Dirección Provincial de Agua y Saneamiento (Dipas) el pasado 20 de junio, y por el que se iban a llevar adelante tareas de recuperación de las márgenes del río Suquía, sólo pudo concretarse parcialmente. La relocalización de las personas que habitan en la costa y debajo de los puentes, uno de sus principales objetivos, todavía espera la autorización de una fiscalía.
La Voz del Interior informó el pasado 19 de junio que en la zona comprendida entre los puentes Maipú y Sarmiento comenzaba a tomar forma un asentamiento marginal en un lugar que suele inundarse regularmente (ver Vivir en riesgo).
Un día después, la Dipas anunció un operativo de recuperación de las márgenes del río, en conjunto con la Agencia Córdoba Ambiente y el Ministerio de la Solidaridad de la Provincia.
La acción iba a estar orientada principalmente a la limpieza de las costas y relocalización de las personas que habitan en el cauce.
Sin embargo, la tarea que finalmente se realizó el 30 de junio sólo incluyó la extracción de basura y fue realizada solamente por la Dipas. “Fue un cortado de los yuyos de la costa, y un retiro de botellas y plásticos que hay allí. No se hizo coordinado con Córdoba Ambiente y el Ministerio de la Solidaridad”, indicó el director de Dipas, Juan Bresciano.
El funcionario afirmó que se realizó una limpieza completa de las costas, desde el puente Sagrada Familia hasta el vado Sargento Cabral. “Se trabajó con la Escuela de Cadetes de la Policía de la Provincia de Córdoba, con la Patrulla Ambiental y algunos particulares de organizaciones no gubernamentales”, agregó.
En el operativo también participó personal de Dipas y de la Empresa Provincial de Energía de Córdoba (Epec), y colaboraron algunas empresas privadas, prestando algunas máquinas para sacar los escombros.

¿Y las personas?

La parte del operativo que consistía en la relocalización no se pudo llevar a cabo. “Con las personas que viven en la costa del río no se pudo hacer nada, porque todavía estamos esperando que se expida oficialmente la fiscalía”, dijo Bresciano.
“Hicimos una presentación ante la Justicia –explicó el responsable de Dipas– pidiendo instrucciones para poder desalojar a la gente que estaba ocupando el cauce del río, con vistas a la protección de la integridad física de estas personas. Nunca estamos exentos de que caiga una lluvia”.
Las zonas donde están viviendo esas personas suelen quedar anegadas cuando se producen lluvias importantes que desencadenan la crecida del Suquía.
El expediente iniciado por el funcionario todavía se encuentra en la Justicia esperando una resolución. “Eso está en la fiscalía de la doctora (Mirta) Abad, ella lo derivó a la fiscalía del doctor (Gustavo) Sandoval”, dijo Bresciano.
“Sandoval lo devolvió y estamos esperando que se expida para poder proceder con la gente de Solidaridad para reubicarlos y que no corran ningún riesgo”, explicó el director de Dipas.
Según pudo corroborar este diario, la Fiscalía de Cámara de Acusación intervino por “un conflicto de actuación” entre los fiscales. Eso significa que no se ponían de acuerdo sobre quién debía actuar en esa jurisdicción.
El fiscal de Cámara Jorge Leiva resolvió, el pasado 4 de julio, que el expediente volviera a Sandoval.
Leiva pidió a Sandoval, en los fundamentos de su resolución, que “deberá practicar con urgencia todos los actos procesales pertinentes y útiles a la misma”.
A continuación, Leiva expresó: “Debiendo tener en cuenta, además, el riesgo en el cual se encuentran las personas mayores y menores de edad, que en forma ilegal ocupan las márgenes del río, ante una posible crecida de su cauce, lo cual implica un compromiso de celeridad mayor, en la pronta resolución de la causa”.
Voceros de la fiscalía a cargo de Sandoval aseguraron que el expediente se encuentra en la etapa de “sumario”.

Ver Nota On Line


Vivir en riesgo

Sobre la margen sur del Suquía, en el tramo de bulevar Guzmán y entre los puentes Maipú y Sarmiento, existe desde hace un tiempo un asentamiento de viviendas precarias.
Pese a ser un terreno que suele quedar bajo las aguas en la temporada de lluvias, en el lugar se erigen unas 10 casillas levantadas con cartones, maderas y plástico.
En ellas viven al menos 30 personas, muchas provenientes de provincias del norte argentino. Además, la Municipalidad de Córdoba informó que bajo los puentes Avellaneda, Maipú, Tablada, Centenario, Turín y Alvear viven otras 35 personas.
En esos casos, muchos levantaron paredes o rompieron muros, lo que provoca peligrosos daños a las estructuras de esos puentes.
Asimismo, el Código de Aguas de la Provincia de Córdoba prohíbe expresamente las construcciones en las márgenes de cursos de agua.

Ver Nota On Line


En contacto con el río

Dipas indicó que se creó la Patrulla del Río, para tener un contacto directo con el río. El objetivo principal es mantener el Suquía en condiciones de modo permanente: detectar cualquier tipo de volcamientos ilegales de basura y de escombros, e impedir que se asienten más personas en el cauce del río. Funciona desde hace tres semanas.

Ver Nota On Line

Río 3º y su planta

La Voz del Interior (29/07/2007)
En Río Tercero, la mayoría no sabría qué hacer ante un escape químico

Si las tres grandes fábricas químicas estuvieran más alejadas de la zona urbana de Río Tercero, las consecuencias de los últimos escapes hubieran sido las mismas que las que tuvieron, ya que en todos los casos afectaron sólo a sus empleados. Sin embargo, para la ciudad el dilema central, en materia de seguridad, es si sus 47 mil habitantes sabrían qué hacer ante un escape grave que llegue a la zona urbana.
Nunca, en décadas, hubo un episodio químico que demandara poner a la ciudad en estado de emergencia. Pero no hay ya quien no admita que la comunidad debe, al menos, estar preparada para esa eventualidad. Hoy, sobran los indicios para mostrar que no lo está.
Las explosiones en Fábrica Militar de 1995 fueron una primera bisagra. Desde allí, autoridades y algunas instituciones empezaron a hablar, ante la presión social, de instrumentar un plan de actuación ante emergencias industriales graves. Algunos pasos se avanzó en esta década, pero hoy, si ocurriera un incidente químico grave es posible que la mayoría de los riotercerenses termine haciendo lo contrario que corresponde para su propia seguridad.
Los hechos de los últimos dos meses puede que al menos sirvan como una segunda bisagra que genere las condiciones para que autoridades, empresas y sociedad avancen de una vez en forma más decidida para establecer un plan que la comunidad asuma y que le permita sentirse más segura.

Una década

Hace más de una década, la ciudad empezó a hablar del plan Apell (sus siglas en inglés significan prevención y acción ante emergencias locales). Fue ideado por Naciones Unidas y el modelo local se basa en el aplicado en Bahía Blanca.
La impresión admitida por casi todos hoy es que la ciudad aceitó ese plan en cuanto a lo institucional, porque el municipio, las empresas químicas, los servicios médicos y entidades como Bomberos Voluntarios están más preparadas hoy que hace 10 años para actuar ante una emergencia.
De todos modos, algunos episodios recientes parecen demostrar que no todo funciona como debiera: el plan implica como condición esencial la comunicación urgente y correcta de cada episodio. Y en los últimos, se evidenció que la empresa donde ocurrieron incidentes informó mal o informó tarde. Así, el plan Apell se desdibuja o parece sólo un dibujo en papeles. Sobre todo en materia de comunicación entre empresas y municipios, y entre éste y la sociedad, se demostró ahora que el Apell no funciona.
Pero el principal aspecto pendiente del plan es que la sociedad parece casi ajena a los consejos a seguir en caso que algo ocurra. Así lo reconocieron hasta los máximos responsables de las empresas químicas y las autoridades de bomberos y del municipio, principales actores del plan Apell, en un informe especial que sobre el tema publicó este diario el 1° de abril pasado.
La sensación es que el Apell funciona puertas adentro (aunque con falencias) pero no puertas afuera.
Para muestra basta un botón: en los barrios, cuando se pregunta qué es Apell, la gente responde con otra pregunta porque desconoce la respuesta. Y si a la mayoría de los riotercerenses se le pregunta qué haría ante un escape químico, contestará que tratará de alejarse huyendo del lugar cuando la evacuación es lo más desaconsejado, en la mayoría de esos casos. Lo que corresponde es la "protección bajo cubierta", que implica encerrarse lo más herméticamente posible, en el lugar en que se éste.
Pero para eso hace falta montar un plan de educación comunitaria y un sistema de comunicación para la emergencia, hoy inexistente.

Una "pata" clave

Las partes involucradas que coordinan el plan reconocen que está faltando una pata fundamental para que no se caiga la mesa si algún día es necesario armarla. Miguel Canutto, jefe de Bomberos Voluntarios, lo admite sin vueltas: "Sinceramente hoy la comunidad no está preparada para una emergencia de ese tipo. Y notamos falta de interés en la gente por estarlo. Quizá tenemos parte de culpa quienes estamos en el Plan Apell de no haber sabido llegar mejor a la comunidad, a pesar de los intentos. Habrá que buscar métodos para atraer a la gente. Habrá que buscar a la gente", señaló a este diario, tres meses atrás.
Desde el municipio, las instituciones y bomberos plantean que se han hecho esfuerzos en los últimos años para enseñar a la comunidad qué hacer ante un incidente grave. Por ejemplo, mediante folletos y obleas distribuidas casa por casa, u organizando charlas en escuelas y centros vecinales. Bomberos y Defensa Civil municipal, además, han realizado simulacros y planes de contingencia en todas las escuelas de la ciudad.
Pero se observa a la vez un hecho llamativo, digno de ser evaluado por psicólogos sociales: la sociedad riotercerense se muestra reclamante por la situación pero a la vez escasamente receptiva. Los especialistas podrían hablar de un síndrome de "negación".
"A las reuniones convocadas en los centros barriales concurría sólo el presidente de la comisión vecinal porque tenía que abrir la sala, pero no había casi nadie", recuerda un ex bombero que participó años atrás de aquella movida por dar a conocer "que hacer ante una emergencia". De aquellos folletos repartidos casa por casa con consejos básicos, en casi ninguna recuerdan su contenido.
¿Es como que genera resistencia la idea de admitir que hay riesgos?, ¿hay mecanismos psicosociales de defensa para negar la probabilidad de un siniestro con el que a nadie le gusta convivir?, ¿es que cuesta la comunicación porque no hay una relación de confianza entre empresas/instituciones/empresas y la comunidad?
En este marco, los incidentes de los dos últimos meses puede que sirvan para capitalizar ese estado de reacción social en pos de lograr un mayor compromiso, de autoridades, instituciones, empresas y sociedad para que un plan ante emergencias realmente funcione. A esta altura, la conclusión evidente es que el Plan Apell en Río Tercero tiene pendiente una parte sustancial de su razón de ser.
"No tiene sentido que sólo estemos preparados nosotros para dar respuestas, porque los que tienen que estar preparados son sobre todo los vecinos, sabiendo qué tienen que hacer y qué no", señaló el jefe del cuartel de Bomberos.

Internados

Ayer se redujo la cantidad de personas que permanecen internadas en clínicas locales por el último incidente químico. Quedaban cuatro en terapia y cuatro en sala común, en evolución favorable. En un momento, fueron casi 50 los internados.

Ver Nota On Line


Mañana empiezan la auditoría a la planta de Petroquímica

Desde mañana, y a modo de "veedor oficial municipal", un especialista en ingeniería ambiental comenzará a realizar la auditoría sobre la planta de TDI de Petroquímica Río Tercero, que exigía la resolución del Juzgado Municipal de Faltas del jueves pasado que dispuso la clausura preventiva de esa empresa, tras los varios incidentes con escapes ocurridos en los dos últimos meses.
El contrato con el ingeniero Carlos Roberto Loeschbor fue firmado el viernes por el gobierno municipal. Según se supo, ya realizó una primera visita a Petroquímica y desde mañana, junto a otros colaboradores, iniciará el relevamiento. Desde el municipio se informó que la tarea encargada será "una profunda auditoría, que establece controles y peritajes de todo tipo (de seguridad, higiene, ambiente, estructura)" en la planta clausurada. En el municipio confían que en una semana podrían tener un primer informe.
Funcionarios municipales dijeron que el nombre de Loeschbor surgió tras consultas con ambientes universitarios consultados. También argumentaron que no se contrató a una universidad por la demora que el trámite llevaría.
Loeschbor es presidente de la empresa IL&A Ingeniería Laboral y Ambiental SA, con sede en Córdoba capital. Oscar Minolli es vicepresidente de la firma.

Ver Nota On Line


El Plan Q que una entidad ecologista propuso en 1996

En 1996, el grupo ambientalista cordobés Funam envió al municipio riotercerense un proyecto de "plan ciudadano de alerta y emergencia ante accidentes químicos industriales", al que denominó Plan Q. Raúl Montenegro, presidente de esa organización, recordó ayer a este diario que lo ofrecieron gratuitamente y que nunca tuvieron respuesta sobre su propuesta. El modelo propuesto tiene igual fin que los planes Apell, como el que trata de implementar Río Tercero hace una década, aunque tiene más una forma de "manual práctico". El "Plan Q" se basa en una serie de consignas para la población para saber cómo actuar ante una emergencia y en un sistema de monitoreo y control a cargo del municipio e instituciones. "Este plan pretende darle a las comunidades una herramienta simple que les permita no sólo convivir con actividades riesgosas sino también protegerse de los accidentes que ocurran en industrias químicas", señalaba aquella propuesta, que tomó como modelo el aplicado en Lyon (Francia), aunque adaptado para la realidad riotercerense.
"Es un manual práctico de procedimientos para que los habitantes puedan protegerse de fugas químicas y accidentes mayores", acota. Requiere crear un "Centro de Vigilancia Ambiental" conectado con todas las industrias químicas, más un sistema de monitoreo ambiental permanente, mediante sensores automáticos que detecten y transmitan al instante cada situación de riesgo. A eso agrega un sistema de sirenas ciudadanas de tres tonos, en todo el ejido urbano. También define el rol de una emisora de radio que funcione las 24 horas para que la población sintonice en caso de emergencia.
La propuesta sugiere que el costo del sistema sea aportado en un 80 por ciento por las industrias a controlar, pero que la operación y decisiones del sistema queden exclusivamente en manos del sector público.
El "manual" establece cómo debería actuar cada parte involucrada ante un caso (empresas, instituciones, sanatorios, municipio) y también expone una cartilla que deberá tener cada familia con los pasos a seguir en estos casos. Allí sabrá que primero debe encerrarse en el lugar donde se encuentre, para disminuir el riesgo de contacto con el tóxico. Aconseja escuchar la radio del sistema de emergencia y seguir las pautas que se informen, además de una serie de recomendaciones.
En síntesis, la propuesta no difiere del plan que se anuncia que se pretende instrumentar en Río Tercero. Sólo resta, con uno u otro nombre, que se lleve a cabo en la práctica.

Ver Nota On Line


Una sociedad preparada más un control por monitoreo efectivo

En caso de un escape químico grave que afecte la zona urbana, lo recomendable no es la evacuación, sino que cada uno realice una inmediata "protección bajo cubierta", encerrándose lo más herméticamente posible en su casa, negocio, escuela o donde esté (no dentro de autos). Sin embargo, la mayor parte de la población admite que en un caso de este tipo intuye que buscaría evacuarse, saliendo de la ciudad. Eso agravaría más la situación.
El segundo paso recomendable es que la población escuche una radio, que en Río Tercero se acordó debería ser la única AM (LV 26), para recibir instrucciones de cómo actuar y saber de qué se trata el incidente. Sin embargo, nunca se avanzó en ese rubro. La radio no está entrenada ni equipada para ese fin (por ejemplo, requeriría equipos autónomos para funcionar ante cortes de energía). Hoy no sabría cómo hacerlo.
Y es sustancial para el municipio e instituciones que deben actuar que la comunicación sobre el tipo y gravedad del escape sea veraz e inmediata. Para ello hace falta un sistema de comunicación, de monitoreo permanente y de sensores en las industrias del que hoy se carece. Un proyecto anunciado en el municipio meses atrás en el marco del Plan Apell apunta a eso, aunque espera obtener financiamiento para su concreción.

Ver Nota On Line

28 jul. 2007

Presencia de plomo en sangre

La Mañana de Córdoba (28/07/2007)
Investigan la presencia de plomo en sangre

Serían casos generados por contaminación industrial. Las sospechas apuntan a una fábrica de productos químicos. Habría varios niños y adultos afectados por el problema.
Vecinos de un sector del centro-oeste de la ciudad están muy preocupados por la supuesta contaminación ambiental, que estaría provocando una planta industrial de componentes químicos, enclavada en el corazón de una zona densamente poblada. El tema ya generó la intervención del gobierno provincial que a través del Ministerio de Salud y la Agencia Córdoba Ambiente realizará las intervenciones de rigor para descartar o confirmar los temores de la gente.
El fenómeno puntual que dan cuenta los habitantes de los barrios Buena Vista y San Antonio de Papua, refiere a la detección de plomo en sangre, en niveles muy superiores a los fijados por pautas sanitarias internacionales. En ese marco, se viene alertando sobre la existencia de análisis clínicos que muestran a varios niños y adultos alcanzados por lo que sería un grave foco de alta toxicidad para la población.
Las 200 familias que habitan en las manzanas de lo que se conoce como complejo habitacional Libio Console (del gremio de Prensa) han planteado desde hace bastante tiempo la peligrosa irregularidad en que se encontraría el complejo fabril acusado.
Así y todo, recién en los últimos meses los organismos oficiales con capacidad de dilucidar esta denuncia han comenzado a investigar en profundidad. El dato resulta particularmente llamativo porque el predio que produciría estos desechos contaminantes se encuentra a sólo cuatro cuadras del Nuevo Hospital, definido por la Provincia como centro de alta complejidad.
Inés Macció, una de las propulsoras en la investigación del caso, relató que han retomado la realización de encuestas entre los vecinos del sector, “y entre los datos que recogimos vemos que hay muchas personas que podrían estar afectadas por lo que podría ser un foco contaminación”.
Luego de fracasar en las gestiones a nivel municipal, encontraron una primera respuesta favorable al pedido de investigación en la Agencia Córdoba Ambiente de la Provincia.
Cuando presentaron la problemática al titular de Salud de la Municipalidad, Norberto Colombo, recibieron la inesperada respuesta de que se encontraba “atado de pies y manos, pues no podía accionar en un caso de esta naturaleza”, comentó Macció, en declaraciones al programa radial Informe Ciudad.
Ahora también tomaron cartas en el asunto las especialistas Alicia Singarán y María Frías, pertenecientes al Ministerio de Salud de la Provincia. A partir de los primeros datos obtenidos, dispusieron la realización de un relevamiento en toda la zona, a través de análisis a niños y adultos.
De acuerdo con lo que se pudo conocer, el trabajo comenzará a realizarse con los vecinos que estén en un perímetro de hasta 100 metros a la redonda del posible foco de contaminación, que se encuentra en la intersección de las calles Cerro Fitz Roy y Goudard. Allí opera una fábrica procesadora de bidones plásticos.
Si bien no existe confirmación definitiva sobre emanaciones tóxicas producidas por esta planta, recaen fuertes sospechas porque durante muchos años no se efectuaron controles rigurosos desde el punto de vista ambiental.
Asimismo, otros dos profesionales (entre ellos el ingeniero Eduardo Aime, coordinador de Operaciones de Residuos Peligrosos) han sido enviados por Córdoba Ambiente para efectuar las primeras pruebas de suelo y agua, y proceder a la toma de muestras.

Ver Nota On Line

Prometió erradicar basurales

La Mañana de Córdoba (28/07/2007)
Giacomino prometió erradicar basurales

El candidato a intendente de la ciudad de Córdoba, Daniel Giacomino, visitó la Cooperativa de Cartoneros Organizados de Barrio Müller y prometió “erradicar basurales, recuperando residuos y optimizando beneficios sociales”.
La promesa electoral surgió como respuesta a los interrogantes planteados por los integrantes de la cooperativa, quienes expusieron ante el candidato la necesidad de tener obra social, seguro de vida y acceso a un subsidio para aumentar la producción semanal hasta 30 mil kilos.
Giacomino se comprometió además a crear plantas de procesamiento de basura para poder erradicar los basurales a cielo abierto y plantas de procesamiento donde pueda incorporarse al carrero en cooperativas de manera que su trabajo sea más digno.
“Queremos crear Centros de Recuperación de Materiales administrados por las mismas personas que hoy por hoy realizan tareas de recolección de basura como los cartoneros. Nuestro propósito es dictar allí talleres de capacitación sobre desguace de diferentes productos, reparación y reciclado de materiales, así como también talleres de concientización sobre las consecuencias negativas vinculadas al trabajo infantil, adicciones, problemas visuales, auditivos y sanitarios, entre otros”, expresó el candidato.
Con respecto a las plantas de tratamiento de residuos, Giacomino sostuvo que serán “vinculadas a la empresa concesionaria encargada de trasladar la basura a los diferentes centros de reciclamiento, evitando de esta manera enterrar grandes cantidades de basura y a la vez favorecer a los trabajadores de esta actividad. Estamos convencidos de que la problemática de la basura no es solamente mantener limpia una ciudad; sino también incorporar a los carreros y todas sus familias a una propuesta de trabajo digna que permita, entre otras cuestiones, que sus hijos asistan a la escuela”.
En la actualidad, los cartoneros recolectan la basura del centro de la ciudad y la trasladan en carros hasta el Mercado Sud; posteriormente tres veces por semana un camión de la Municipalidad transporta el material hasta la cooperativa, donde aproximadamente unas 30 personas trabajan en su clasificación. Semanalmente se juntan entre 12 y 14 mil kilos de papel que luego lo venden a una papelera privada.

Ver Nota On Line

Berrotarán vuelve a tener agua

El Puntal de Río Cuarto (28/07/2007)
Con la habilitación de un pozo, Berrotarán vuelve a tener agua

Desde la Cooperativa se informó que a partir del lunes se comienza a extraer líquido seguro desde una perforación ubicada en barrio Marcos y que alimentará al tanque. El municipio colaborará con la tarea
Berrotarán.- Desde el lunes próximo, los vecinos de esta localidad volverán a "tomar segura de su pueblo", puesto que la Cooperativa Eléctrica habilitará oficialmente la extracción de una perforación segura, con lo cual dejarán de consumir la que el municipio viene trayendo desde hace más de dos meses, desde la localidad de Embalse.
Carlos Trucco, gerente de la Cooperativa Eléctrica de Berrotarán, en diálogo con PUNTAL confirmó la importante novedad, al señalar que "superados los plazos y exigencias de la DIPAS para las nuevas perforaciones, hemos logrado con éxito poder habilitar oficialmente la perforación ubicada en el barrio Marcos y desde allí el municipio se encargará de llevar agua segura y potable a cada vecino de la localidad".
"En esta crisis y situación de emergencia, venimos trabajando en conjunto con el municipio para darles una respuesta a los vecinos -agregó Trucco-, para adecuar algunos requisitos exigidos por DIPAS, contar con una habilitación oficial, realizar estudios y pruebas, pero finalmente podemos volver a consumir agua de nuestro pueblo".
Trucco indicó que se realizó la cañería y habilitación desde la perforación hasta el tanque y el resto de la obra continuará a cargo del municipio, en tanto que el vecino no tendrá nuevos gastos en la compra de agua potable o mineral, como venía ocurriendo.

Crisis hídrica

La esperanza de los vecinos comenzó a generarse cuando según informes de la DIPAS, una de las perforaciones existentes y de acuerdo con las muestras obtenidas, con nitratos a niveles normales, abrió días atrás una posibilidad de solución a la crisis hídrica que causó malestar y preocupación entre los vecinos.
Fue la Cooperativa Eléctrica local quien lanzó un alerta prohibiendo el consumo de agua de cañería, lo cual obligó a plantear un plan de emergencia para distribuir líquido seguro a través de camiones y centros de distribución.
El problema central en esta comunidad es que de las cuatro perforaciones existentes, sólo de dos se estaba extrayendo agua, pero -a su vez- al estar sobreexplotadas generaron un incremento sustancial de nitratos, elemento éste que contamina la napa y puede generar algunos problemas de salud.
El municipio traía el líquido vital mediante camiones cisterna desde Embalse y lo repartía luego en distintos barrios por el mismo transporte o en centros de distribución.
Igualmente, y hasta que se encuentren soluciones definitivas y se realice la cañería necesaria, las autoridades locales pidieron a los vecinos que racionalicen el uso del vital líquido, de manera tal que se pueda superar en los próximos días esta crisis y volver a poder consumir el agua de red, que por el momento sólo es apta para higiene o limpieza.

Ver Nota On Line

Piden a la Justicia por minera

La Voz del Interior (28/07/2007)
Piden a la Justicia que no permita actividad de extracción minera en Tercera Usina

Almafuerte. Un grupo de alrededor de 100 vecinos que vive en cercanías del dique Tercera Usina, ubicado entre Almafuerte y Embalse, presentarán un recurso de amparo ante la Justicia en contra de una explotación minera que una empresa de San Agustín está realizando en ese sector.
Según adelantaron algunos de sus voceros, insistirán en que la cantera de extracción de piedras utilizadas para obras viales cese con su actividad en ese lugar. La explotación está ubicada a unos 600 metros del dique y a 400 metros de viviendas.
Por su parte, desde la empresa Blancaley (que desde hace décadas se dedica a la minería con plantas en San Agustín) insisten en que se hacen voladuras dos veces por mes y con autorización de la Secretaría de Minería de la Provincia. Aseguran que los valores registrados de movimientos son de dos milímetros cuando lo permitido es de hasta 50 milímetros por segundo cada 50 metros.
Uno de los vecinos de ese paraje, Diego Brizuela, declaró a este diario que el recurso legal será presentado por vecinos del sector y por el municipio de Almafuerte. "La abogada Claudia Azategui, asesora legal del municipio de Almafuerte, nos patrocina. También consultamos al municipio de Embalse pero creo que no nos acompañará en este recurso", manifestó Brizuela, tras destacar que también cuentan con el aval del gremio regional de Luz y Fuerza, que semanas atrás planteó su inquietud respecto de si esas voladuras no podrían tener un efecto negativo sobre la estructura del dique cercano, donde además funciona una usina hidroeléctrica de Epec.
Brizuela dijo que los vecinos quedaron disconformes con el control que se realizó 10 días atrás, por parte de la Secretaría de Minería de la Provincia, cuando se supervisaron las detonaciones que hace la empresa.
La repartición provincial aseguró que se hacían con los niveles permitidos, por lo que no acarrearía riesgos ni para el dique ni para las viviendas más cercanas, según lo que se había registrado con sismógrafos y otras mediciones. También formaron parte de ese control la Brigada de Explosivos de la Policía y técnicos de Epec.
Brizuela reclamó que las detonaciones en ese día de inspección fueron diferentes a las habituales. que llevan casi un año. "Habitualmente las explosiones se escuchan desde Almafuerte. Y ha habido casos con piedras que cayeron sobre el dique y sobre algunas casas", insistió.
"Nosotros estamos sacando fotos y haciendo filmaciones. Expertos en explosivos nos comentaron que con un video la Policía puede detectar la cantidad de explosivos que están utilizando", anticipó Brizuela.
Por su parte, Miguel Calderón, dueño de la cantera Blancaley ratificó a este diario que la Secretaría de Minería los autoriza a seguir con la actividad y que desde ese órgano de control no detectaron ningún riesgo ni anomalía por la actividad.

Ver Nota On Line

Esta petroquímica....

La Voz del Interior (28/07/2007)
No se sabe quién inspeccionará la planta

Al día siguiente de la decisión municipal de clausurar la planta de Petroquímica Río Tercero, la duda era cómo se instrumentarían las inspecciones para asegurar las condiciones de seguridad, que el Juzgado de Faltas exigió como condición previa para rehabilitarla en su funcionamiento.
La Agencia Córdoba Ambiente, a la que el municipio le solicitó colaboración para efectuar estos estudios, no le había dado ninguna respuesta hasta ayer. Tampoco hubo ninguna reacción de la Secretaría de Medio Ambiente de la Nación. El municipio señaló que, en este marco, contratará a algún técnico o institución para esa tarea.
Mientras, ayer el clima de reclamo y preocupación social se mantenía en Río Tercero, tras las consecuencias del escape ocurrido el miércoles en Petroquímica, que generó la internación preventiva de unos 50 operarios de esa empresa y de su vecina Fábrica Militar. Ayer, los internados ya eran menos: cinco en terapia y 18 en salas comunes y todos con evolución favorable.
Por su parte, desde Petroquímica le restaron gravedad al incidente (ver "Fue un procedimiento de rutina").
La reacción social y la consecuente medida de clausura tuvieron mucho que ver con que un mes antes –el 12 de junio– dentro de la misma empresa hubo dos muertos por un escape. Sin embargo, en esa ocasión no hubo movilización ni medidas, aunque se inició una causa judicial.
El intendente Luis Brouwer de Koning anticipó a este diario que ante la falta de respuesta de la Agencia Córdoba Ambiente al pedido de participación en el caso, se decidió contratar a un consultor externo. "Vamos a contratar a un especialista. Primero realizará la evaluación del lugar para que nos diga si está en condiciones o no de volver a funcionar. Será alguien independiente del poder político y del empresarial. A mediano plazo la idea es hacer con la Universidad Tecnológica y Córdoba Ambiente otras auditorías de toda la fábrica. Pero es fundamental el informe del consultor externo. Fue la Universidad Tecnológica la que nos aconsejó a quién contratar", anticipó.
Brouwer señaló que, según le informaron, Córdoba Ambiente argumenta que cuando interviene la Justicia se le presenta un problema de jurisdicción para actuar. "Pero sería bueno que participen", subrayó. La causa judicial puede demandar semanas o meses para ser resuelta.
Podría servir también al municipio para determinar el estado de la planta industrial de Petroquímica el estudio que el fiscal Marcelo Ramognino pidió a especialistas de la Facultad de Ciencias Químicas de la Universidad Nacional de Córdoba, en el marco de la causa judicial que investiga por el escape con dos muertos de junio. Ese estudio pedido por la Justicia aún ni se contrató. Desde Tribunales se explicó que resta la aprobación definitiva de la Fiscalía General de la Provincia para ese gasto.
Por separado, el fiscal Sergio Cabutto tiene la causa por el escape de esta semana. Anticipó que deberá definir si las afectaciones fueron leves o graves para determinar si hubo responsabilidades dolosas o culposas.

Reclamo por seguridad

Casi 200 operarios de Fábrica Militar se movilizaron ayer hacia el municipio, convocados por el gremio ATE, para reclamar por mayor seguridad. También se sumaron algunos vecinos. Se decidió elaborar un petitorio que el lunes entregarán al intendente. El gremio pidió que la sociedad se sume a ese petitorio.
Con la presencia del propio intendente, los gremialistas cuestionaron la falta de controles sobre la actividad industrial.
Por su parte, desde Córdoba, la entidad ecologista Funam (Fundación para la Defensa del Ambiente) reclamó a las autoridades ambientales de la Nación, la Provincia y el municipio que actúen para mejorar los controles y evitar estos sucesos.

"Fue un procedimiento de rutina"

Desde Petroquímica emitieron un comunicado donde aseguran que lo ocurrido el miércoles pasado fue “un procedimiento de rutina para ventear un producto de acuerdo a las normas de seguridad internacionales”.
Y agregan: “Aseguramos que todos los operarios de las dos empresas (Petroquímica Río Tercero y Fabricaciones Militares) no han sufrido daño alguno a su salud y se reintegran a su vida diaria luego del período de observación”. En este sentido, el texto confirma que los operarios se internaron de manera preventiva para realizarse chequeos.
Respecto de la muerte de dos trabajadores ocurrida el 12 de junio pasado, la empresa asegura que se debió “a fallas humanas, no de sistema”. “En dicha ocasión la autoridad laboral constató que el personal contaba con los elementos de seguridad adecuados”, agrega.
Hacia el final, el comunicado destaca que la empresa produce “cantidades mínimas de fosgeno a ritmo constante” y que no existen depósitos de grandes dimensiones de este químico. “No hay manera física de que se produzca una filtración de fosgeno capaz de generar impacto de ningún tipo en la ciudad, incluyendo los barrios vecinos a la planta”, afirma.

¿Sin control?

El intendente Luis Brouwer de Koning admite a medias que el municipio no tiene suficiente capacidad de control sobre las empresas químicas. "No sé si lo reconocemos tanto así. Esto que pasó no es normal, lo normal es el control que veníamos haciendo y ellos presentando su propia certificación. Hubo tres incidentes serios cercanos que hacen un todo, que llevaron a la desconfianza sobre si están funcionando como debe ser y que me obligan a darle cierta tranquilidad a la gente", señaló.

Por fosgeno

Declaraciones de dirigentes del gremio ATE, al igual que un comunicado firmado por la CTA (Central de Trabajadores Argentinos) que recorrió los medios de comunicación del país, daban cuenta de que el saldo del accidente en Petroquímica pro el escape de gas fosgeno del 12 de junio pasado fue de tres muertos. La aseveración sorprendió porque siempre se consignaron dos muertos. Ante la consulta de este diario, el fiscal Marcelo Ramognino, a cargo de esa investigación de ese hecho, ratificó que los fallecidos fueron dos (Jorge Molina y Marcelo Martinelli). El fiscal dijo no comprender de dónde había salido tal versión. Por ello pidió que se investigara el dato y la conclusión fue que era falso. También desde la empresa Assi, a la que pertenecían los operarios fallecidos, se descartó enfáticamente la existencia de una tercera víctima.

La clave

Las dos fuentes más frecuentes de escapes químicos en los últimos años en Río Tercero han sido la planta de ácido nítrico de Fábrica Militar y la de TDI de Petroquímica Río Tercero. En ambos casos, se vienen produciendo ante paradas imprevistas y corte de energía. Cada corte, genera escapes en ambas. En Fábrica Militar, luego de décadas, han prometido meses atrás una inversión en materia de seguridad para evitar esas situaciones. Mientras, fuentes consultadas por este diario, señalaron que en el caso de Petroquímica, con nuevas inversiones, se podrían minimizar mucho más los riesgos de emanaciones ante paradas , habida cuenta que el sistema de neutralización que dicen tener aparece cuestionado tras varios incidentes en los últimos años. ¿Será ese un punto clave a exigir para permitir su reapertura?

Ver Nota On Line

---------------------------------------

La Mañana de Córdoba (28/07/2007)
Piden mayor seguridad

Cerca de 150 trabajadores de la Fábrica Militar entregaron ayer un petitorio al intendente Luis Brouwer de Koning para exigir más seguridad en la planta. La solicitud se concretó en el marco de una movilización para exigir respuestas de la firma.
Dirigentes de ATE, el gremio que nuclea a los trabajadores de Petroquímica de Río Tercero, sostuvieron que el gas vertido por la planta el miércoles último y que provocó dos muertes sería fosgeno.
En tanto un vocero de la empresa negó que fuera ese tipo de gas, aunque no precisó de qué material se trataba. “No hay gases letales que salgan al aire porque son neutralizados con amoníaco, y la mezcla es inerte”, aseguró Daniel Correa, gerente de Producción de la planta, tras las emanaciones que se iniciaron el miércoles pasado.
Sin embargo, el secretario gremial de ATE en Río Tercero, Cristian Colman, advirtió que el olor emanado era similar al que percibieron los operarios de Petroquímica en los accidentes anteriores, y exigió aclaraciones a la empresa. “No sabemos absolutamente nada, nosotros nos enteramos por los chicos accidentados que fue un escape de fosgeno. Ellos (la empresa) nos decían que era un gas neutralizado, pero qué gas es el que se neutraliza, no lo decían”, cuestionó el dirigente.

Ver Nota On Line

---------------------------------------

La Mañana de Córdoba (28/07/2007)
Petroquímica ratificó que incidente del 12 de junio se debió a una falla humana

A través de un comunicado, la firma sostiene que esa afirmación se funda en una auditoría interna realizada para asignar responsabilidades, que intenta además cooperar con la investigación judicial en curso. Desde el Complejo industrial confirmaron que se adoptarán las medidas necesarias “conforme al grado de responsabilidades que se determinen en el marco de estas investigaciones”.
La tragedia ocurrida el 12 de junio en una planta petroquímica de la ciudad cordobesa de Río Tercero se debió a “una falla humana y no del sistema” de manejo de “material sensible”, lo que “se hace de manera controlada”, dijo ayer la empresa en una carta a los vecinos del distrito.
“Los muy lamentables decesos de los señores Jorge Molina y Marcelo Martinelli, el 12 de junio pasado, se debieron a una falla humana producto de haber dejado una válvula abierta, de manera negligente, contrario a lo indicado en las normas de seguridad”, ratificó Petroquímica Río Tercero.
La compañía, que se encuentra clausurada en forma parcial, añadió que “a pesar del escaso volumen de la pérdida” de material tóxico que causó el incidente “los efectos fatales se debieron a la inmediatez en la cual se encontraban las víctimas”.
“Cinco operarios que se encontraban a poco más de tres metros de distancia no sufrieron daño alguno”, añade la carta, en la que se afirmó que “la autoridad laboral competente constató que el personal contaba con los elementos de seguridad provistos por nuestra empresa adecuados a las tareas”.
“Petroquímica Río Tercero realizó una investigación interna para asignar responsabilidades y coopera con la investigación judicial en curso y adoptará las medidas necesarias conforme al grado de responsabilidades que se determinen en el marco de estas investigaciones”, dice el texto.
En otro orden, la petroquímica afirmó que “entendemos absolutamente la preocupación que lleva a interpretar como peligrosos hechos propios de la actividad, que han sucedido durante los últimos veinte años en varias ocasiones sin generar angustia alguna”.
Por último, aseguró que “manejamos material sensible de manera controlada” y que “no somos un depósito de veneno”, al referirse a la rotura en junio de un caño produjo una emisión de gases nitrosos.
La empresa dijo también que las produce “cantidades mínimas de Fosgeno a ritmo constante” por lo que “no existe tal cosa como un depósito de grandes dimensiones y alta peligrosidad” que podría generar un impacto a vecinos de la zona.

Ver Nota On Line

Instalan antena en Villa Dolores

La Voz del Interior (28/07/2007)
Instalan la antena en Villa Dolores, a pesar del reclamo

Continúa en pleno centro de esta ciudad, a 80 metros de otra ya existente, la construcción de una antena de telefonía celular rechazada por vecinos y autoridades de la región. Esta semana, la Municipalidad interpuso ante la Justicia Federal de Córdoba un Recurso de Reposición atacando la medida que la obligó a no obstaculizar las obras.
Los vecinos, entre otras acciones, se reunieron con el Concejo Deliberante buscando detener una instalación que consideran peligrosa.
La antena tendrá 45 metros y se eleva en la zona más densamente poblada de la ciudad y de Traslasierra.
Cuando aún estaba en sus cimientos, la obra había sido detenida en febrero, ante el reclamo de los vecinos, por un decreto municipal. Pero el 2 de julio, en coincidencia con la feria judicial, una medida cautelar del Juez Federal de Córdoba Ricardo Bustos Fierro le ordenó al municipio no interferir en los trabajos.
"Trabajaron día y noche, sábados y domingos", señaló Martha Fernández, vecina del predio donde se eleva la antena, que ya tiene más de 20 metros.

Rechazo municipal

"Por una medida cautelar no pueden seguir trabajando como lo están haciendo", afirma Marcelo Durán, Asesor Letrado del municipio, quien presentó el recurso de reposición el martes ante la Justicia Federal de Córdoba. El funcionario señaló: "Si este juez entiende que nuestro pedido es improcedente, apelaremos a instancias superiores, porque creemos que la medida cautelar es errónea". Durán señaló que CTI Móvil no ha presentado el correspondiente estudio de impacto ambiental ni una póliza se seguros por caída de la antena o de rayos.
La posible nocividad de la antena para la vida humana, la devaluación de las propiedades del sector, el impacto ambiental y el paisajístico preocupan a los vecinos.
Fuentes de la empresa CTI fueron consultados ayer por este diario, pero no hubo declaraciones sobre este conflicto.

Ver Nota On Line

27 jul. 2007

Clausuran Petroquímica

La Voz del Interior (27/07/2007)
Bajo presión social, clausuran Petroquímica

La preocupación de los riotercerenses por el escape registrado en Petroquímica Río Tercero el miércoles, que se sumó a otros hechos recientes y que esta vez terminó con unas 40 personas internadas, se hizo sentir y derivó en que la Municipalidad clausurara ayer esa empresa en forma preventiva.
El del miércoles fue el tercer accidente de trascendencia en Petroquímica en un mes y medio. El vocero de Petroquímica, Juan Moyano, dijo que un corte imprevisto de energía paró su planta de TDI (disocianato de tolueno, su principal producto) y que eso activó un sistema de neutralización previsto para eventuales escapes de fosgeno, lo que ya mató a dos personas el 12 de junio(ver infográfico). Según esas fuentes, la emanación fue de vapores amoniacales.
La duda que admitió el intendente, Luis Brouwer de Koning, es que no hay seguridad de si, como dice la empresa, esos gases no contenían fosgeno en absoluto.
El nombre de ese gas genera miedo en Río Tercero.La muerte de los dos obreros generó el temor de el gas pueda haber afectado a empleados de Petroquímica y de su vecina Fábrica Militar, que dijeron sentir síntomas de irritación el miércoles.
Brouwer aseguró que la planta de TDI quedará clausurada hasta que se den garantías de seguridad, tras inspecciones específicas. El municipio solicitó a la Agencia Córdoba Ambiente que realice ese estudio. El intendente reconoció que la medida "no fue fácil de tomar" porque podría afectar la fuente de trabajo, pero decidió privilegiar la integridad física de trabajadores y vecinos. De algún modo, Brouwer admitió que la presión social apuró la decisión.
Horaldo Senn, presidente de la Agencia Córdoba Ambiente -que tiene a su cargo los controles ambientales sobre las empresas- le dijo a este diario que no hablará sobre el tema hasta que la Justicia lo convoque. Según el registro de empresas vinculadas a tóxicos de la Agencia, Petroquímica no tiene el certificado que debería haberle expedido la Agencia, según el decreto provincial 2.149/04(ver Los certificados...).
Brouwer dio a entender que la intervención de Córdoba Ambiente no es fácil de conseguir: "Esta vez se trata de una intimación formal para que participe", aseguró. A su vez adelantó que a partir de ahora habrá "veedores" por parte del municipio, hasta que se la rehabilite. "Pedimos colaboración de los sindicatos y de gente idónea. Esto debe ser urgente. Necesitamos un tercero. La firma dijo que no tiene inconvenientes, que están trabajando bien y tienen todo en condiciones", destacó el intendente de la ciudad que cuenta con las tres mayores fábricas de químicos de la provincia.
La decisión de clausura fue tomada en realidad por el Juzgado de Faltas del municipio, que emplazó a Petroquímica para que en 48 horas (a partir de ayer) presente un informe sobre las "causas en que se produjo el evento contaminante, responsabilidad de la empresa en su producción y las medidas a tomar para evitar su repetición". La clausura es sobre la planta de TDI, la mayor de la empresa. El secretario de Seguridad municipal, Daniel Bardella, insistió en que el incidente no afectó la salud de la población, y reconoció que pudo haber problemas en la comunicación del evento hacia la sociedad.
El fiscal Sergio Cabutto inició una causa de oficio. También se contactó con el fiscal Marcelo Ramognino, que investiga las dos muertes del mes pasado.
María Teresa Romero, dirigente del gremio ATE (que representa a los trabajadores de Fábrica Militar), dijo que más que molestos están "asustados". Y aclaró: "No ejercen los controles. El gas que salió es fosgeno, los compañeros vieron la nube blanca y luego la amarilla. No podemos seguir en esa situación", dijo. Hoy a las 10.30, el gremio prepara una movilización frente a la Municipalidad. La Defensoría del Pueblo de la Nación, a través de María Carmen Campos, visitó a los internados.
El director de la Fábrica Militar (donde trabaja la mayoría de los afectados), coronel Marcelo Pianta, declaró que él mismo le pidió a los trabajadores que concurrieran a las clínicas para hacerse un chequeo. Así fue como, en las tres clínicas de la ciudad, algunos quedaron internados en observación por 48 horas y otros dados de alta.
Petroquímica tenía prevista una parada de mantenimiento de 72 horas, pero se da por seguro que la clausura, aunque sin fecha, demandará más tiempo.
Además, la Municipalidad clausuró, por un escape de ácido nítrico, el jueves de la semana anterior, el conducto que lleva el ácido desde la Fábrica Militar a Petroquímica, lo cual agrega otro freno a la actividad.
Como para completar la situación, ayer por la tarde se produjo otro escape, esta vez en el sector químico de Fábrica Militar. Su director, coronel Marcelo Pianta, señaló que a las 16.05 "se produjo un desperfecto en el compresor" que generó una emanación de óxido nitroso al aire, que hizo visible desde sectores cercanos una nube de color amarillento. Pianta aseguró que fue acotado y la Municipalidad dijo que no llegó a sectores urbanos.
La cantidad de internados desde el miércoles hasta ayer al cierre de esta edición era cambiante. Los de terapia intensiva sumaban 11 y otros 40 en salas comunes, en tres clínicas. Aunque había versiones de que algunos podrían ser derivados a Córdoba para una atención de mayor complejidad, los partes médicos oficiales no confirmaron ese dato. Es más, se aseguró que estaban por darse varias altas.
"Sentíamos un malestar y en Fábrica Militar nos derivaron ayer a la tarde. Nos hubiera gustado que Petroquímica avisara rápido para tomar las medidas de seguridad y hacer protección bajo cubierta. El viento pudo ir para la Fábrica o para algún barrio. Hace un mes fallecieron dos personas, uno no sabe si se hacen las neutralizaciones de las que hablan", contó Matías Campana, técnico de Fábrica Militar internado.
Por otra parte, aguardaban en la puerta de terapia intensiva de las tres clínicas varios familiares de los empleados de Petroquímica, de Fábrica Militar y de Assi más comprometidos.
Internados y familiares exigían un mayor control sobre las industrias químicas para que se garantice poder trabajar sin que eso signifique poner en riesgo la vida. También se reclama una mayor y más ágil información cuando un caso sucede.

Río Tercero, sin control

Duele. ¿Es pecado hablar de contaminación en Río Tercero? Así como la Fábrica Militar, en sus orígenes, las industrias químicas fueron una fuente de empleo y “progreso” aparentemente incuestionable en todo este tiempo.
A medida que ganaron espacio los grandes anuncios de incremento de producción, el debate sobre qué hacen con sus residuos y sus consecuencias para el aire, la tierra y el agua fue perdiendo espacio. Es simple: Río Tercero es incapaz de demostrar cuántas dioxinas y de qué tipo acumula diariamente. Ni qué pensar en estudiar si tienen que ver con los casos de cáncer, abortos espontáneos o recién nacidos con problemas.
Ante el poder económico de estas empresas, los gobiernos municipales oscilaron entre la complicidad y la impotencia. En algún momento hasta se habló de relocalizar todo un barrio, sin tocar las industrias. Las iniciativas de control siempre sucumbieron ante el despliegue empresarial. Acaso sólo quede confiar en la buena voluntad de los industriales, esperar que la ecología sea negocio..., más allá el marketing.
El PCB de los transformadores es nada, frente a lo latente en esta ciudad química de la provincia. ¿Harán falta más muertes para que intentemos asumir el problema entre todos?

Otro escape más

Como para completar la situación, ayer por la tarde se produjo otro escape, esta vez en el sector químico de Fábrica Militar. Su director, coronel Marcelo Pianta, señaló que a las 16.05 "se produjo un desperfecto en el compresor" que generó una emanación de óxido nitroso al aire, que hizo visible desde sectores cercanos una nube de color amarillento. Pianta aseguró que fue acotado y la Municipalidad dijo que no llegó a sectores urbanos.

Los certificados ambientales no aparecen

Según una ley nacional y otra provincial y el decreto provincial 2.149, vigente desde 2004, todas las unidades públicas o privadas que generen o trasladen productos o residuos tóxicos deben estar inscriptas en un registro que administra la Agencia Córdoba Ambiente. Además, una vez inscriptas, tienen un plazo máximo de un año para obtener un “certificado ambiental” de la Agencia, que garantice que sus procesos no son perjudiciales para el ambiente.
En Río Tercero, están las mayores plantas químicas de Córdoba, operadas por Fábrica Militar, Petroquímica y Atanor. Las tres figuran en el registro, junto a Curtiembre Río Tercero. Pero sólo Atanor figura como teniendo el certificado en el registro, al que se puede acceder por Internet ( www.cordobaambiente.cba.gov.ar ).
Horaldo Senn, presidente de Córdoba Ambiente, se negó ayer a hablar sobre esta situación.
Este diario consultó a las empresas que, según el registro, no cuentan con el certificado. Juan Moyano, encargado de recursos humanos de Petroquímica, aseguró que la empresa posee el certificado, el que incluso, dijo, está visible en sectores clave de la planta.
El director de la Fábrica Militar, Marcelo Pianta, señaló que le extrañaba que en el registro la planta no figurara con el certificado, ya que estaba “seguro” de que lo tenía.
El titular de la Curtiembre Río Tercero, Néstor Lopardo, afirmó que el encargado de los trámites con la Agencia era el ingeniero de su empresa, Fabián Leinó. Pero no pudo obtenerse más información por que Leinó no se encontraba en la oficina.

Cuando la información es clave

¿Habría sido igual la reacción que tuvieron ante este incidente químico los operarios, médicos y la sociedad riotercerense si hace un mes no se hubiera registrado en la misma empresa un escape que terminó con muertos? Seguramente no. La alarma se encendió por la sucesión de hechos, en pocas semanas, en una misma empresa y más graves que los habituales que suelen ser noticia en esta ciudad. Nunca, por ejemplo, había habido dos muertos por un incidente químico, como ocurrió el 12 de junio pasado. Fue un hecho muy grave que marcó una bisagra.
Ayer, la sociedad reaccionó de distinta forma. Los operarios y médicos también: ante la sola duda, se procedía a la internación. Y el municipio, ante la presión social, y sin mucho margen ya, esta vez optó por la clausura de la empresa. La duda que se abre es quién tiene la capacidad ahora para controlar en forma creíble que, antes de rehabilitarla, esté todo bien y que la clausura no sea sólo para calmar los ánimos. La Municipalidad de Río Tercero no tiene capacidad técnica para hacerlo. Tampoco tiene volumen político ni capacidad económica para controlar a empresas cuya facturación excede largamente los presupuestos municipales.
Mientras, las fallas que preocupan no son sólo de caños, válvulas y tuberías. Otra vez en Río Tercero falló el sistema de comunicación, que en casos de emergencias es clave. Desde Fábrica Militar achacan a Petroquímica no haber avisado del escape, lo que hubiera evitado quizá que sus empleados tomaran contacto con la nube tóxica. Durante las horas siguientes al incidente, desde la empresa minimizaron el hecho y aseguraban que no podía afectar la salud ni compararse con el escape de un mes atrás. Funcionarios municipales repetían eso, ante la inexistencia de certezas propias. Mientras tanto, más de 40 personas quedaron internadas y la comunidad asustada.
El municipio intenta crear hace más de una década un plan para prevenir y atender emergencias (denominado Apell, en base a un modelo promovido por Naciones Unidas). Para que funcione debe estar muy aceitado el mecanismo de comunicación entre empresas, municipio e instituciones. Esta vez volvió a mostrar sus fallas: la información de los incidentes llega tarde o llega mal desde las empresas.
El dilema central para la ciudad es qué pasaría si el incidente fuese alguna vez más grave aun y con afectación sobre los barrios poblados. Aunque tras las explosiones de 1995 (otra bisagra en la ciudad) se generaron algunas acciones en este rubro, a Río Tercero le resta recorrer un largo camino (a sus autoridades y a su sociedad) para asegurar una convivencia con menos sobresaltos con sus industrias.

Ver Nota On Line

------------------------------------------------------

La Mañana de Córdoba (27/07/2007)
Clausuraron parcialmente un sector de la Petroquímica

Hasta anoche 29 personas permanecían internadas, pero todas estaban fuera de peligro. El municipio pidió que la Agencia Córdoba Ambiente investigue si la planta puede seguir funcionando.
Por estas horas, el estado de psicosis parece haberse apoderado de los vecinos de Río Tercero, que permanecen atentos a cualquier situación fuera de lo común que se plantee en el predio enclavado sobre la Avenida Savio. Ayer por la tarde, una parada de rutina en la planta de producción de químicos provocó la salida de una nube gaseosa amarillenta de una chimenea, generando el alerta en la ciudad.
Y si bien no se trataba de un químico peligroso -los técnicos de la planta confirmaron que era ácido nítrico, un componente del óxido de nitrato que allí se fabrica- la posibilidad de que alguien quede expuesto a un contaminante está latente.
Inscripto en ese contexto, el intendente Luis Brouwer de Koning ordenó ayer al juez municipal de Faltas que clausurara preventivamente el sector PDI de la planta Petroquímica Río Tercero S.A. La decisión fue tomada luego de saber que fueron 29 operarios (y no cuatro como informó oficialmente el miércoles esa firma) los internados en distintos centros asistenciales de Río Tercero, tras verse afectados por la emanación de gases de la planta industrial.
La clausura de la planta PDI no se traduce en la paralización de la fábrica, ya que las otras tres plantas funcionan con normalidad: la de policloruro de aluminio, la de soda cáustica y la de hipoclorito de sodio.
“Vamos a pedirle la colaboración a la Agencia Córdoba Ambiente (de la Provincia) para que evalúe si esa parte de la empresa puede seguir funcionando o no”, señaló el jefe municipal.
Ayer a la mañana, el intendente recorrió los diferentes hospitales locales visitando a los afectados por las emanaciones, seis de la empresa Petroquímica y 34 de la Fábrica Militar de Río Tercero.
Daniel Correa, gerente de Petroquímica, explicó que el incidente ocurrió “luego de un corte del seccionador tras una interrupción de la energía eléctrica”. Según aseguró, los operarios no fueron afectados por gas fosgeno, el químico que dos meses atrás en un escape producido en la misma empresa, mató a dos obreros.
Sin embargo, la nube primero rosa y posteriormente amarillenta que observaron los vecinos de Río Tercero causó preocupación.
Cristian Colma, secretario gremial de ATE, que agrupa a los operarios de esta fábrica, señaló ayer que el olor emanado era similar al que percibieron en los otros dos accidentes ocurridos el mes pasado.
Tras el incidente, el fiscal Sergio Cabutto inició actuaciones judiciales, tal como cuando el 12 de junio pasado, un escape de fosgeno terminó con la vida de dos operarios. Un día antes, otro accidente laboral había provocado quemaduras con ácidos en seis operarios.

Inquietudes

“Lo importantes es que la gente de Petroquímica diga qué gas es el que se escapó”, dijeron varios operarios ayer. Según trascendió, los operarios continuarán internados en los centros asistenciales hasta tanto se determine si la sustancia que emanó en el incidente fue fosgeno o amoníaco.
Y si bien Juan José Moyano, jefe de personal de la Petroquímica, negó que fuera gas fosgeno, esa afirmación fue puesta en duda por los miembros de la ATE. “Todos sabemos que es una ciudad industrial, pero eso no quita responsabilidad de realizar mantenimiento a las plantas, para que podamos vivir todos en paz, y no la preocupación que tienen 30 o 40 familias”, aseguró la madre de uno de los trabajadores internados.

Alcances de la clausura

A pedido de Brouwer de Koning, el juez municipal de Faltas Jorge Mecatti dispuso ayer la clausura preventiva de la planta de Producción TDI, una de las cuatro de la Petroquímica Río Tercero S.A., donde se fabrica el producto disocianato de tolueno (que se utiliza para hacer gomaespuma). A la vez, solicitó la paralización de toda la actividad del sector hasta tanto Petroquímica no presente garantías de la inexistencia de peligros ambientales.
Por otro lado, se dispuso girar copia de las actuaciones a Agencia Córdoba Ambiente, para que tome participación en el tema. “Insistimos ante la Agencia Córdoba Ambiente quien, a la fecha no ha dado respuesta a la nota presentada el 24 de julio solicitando la intervención a dicho organismo para dar respuesta a la inquietud de la ciudad de Río Tercero”, señalaron fuentes municipales.
Las actuaciones municipales determinaron además emplazar a Petroquímica Río Tercero S.A. para que en 48 horas presente un informe detallando cuáles fueron las causas que generaron el evento contaminante del miércoles pasado, especificando la responsabilidad de la empresa en la generación de este hecho y las medidas que se tomaron para evitar la repetición de este hecho a futuro.
El intendente local confirmó que además de pedirle a Córdoba Ambiente una auditoría sobre el funcionamiento de la fábrica, se envió una nota con los antecendentes al defensor del Pueblo de la Nación, Eduardo Mondino, para que intervenga en el caso, y a Gustavo Caranta, jefe de Defensa Civil de la Provincia.

Ver Nota On Line

-------------------------------------------------------------------

El Puntal de Río Cuarto (27/07/2007)
Tras el escape de gas, clausuran un sector de la Petroquímica

Ya suman 40 los operarios que se encuentran internados luego del accidente. El intendente Brouwer de Koning dijo que la situación es estable. Mondino pide informes y la Funam denuncia falta de sensores
El intendente de Río Tercero, Luis Brouwer de Koning, dijo ayer que clausuraron "preventivamente" el sector de la Petroquímica que el miércoles sufrió un escape de gas y que por el cual hay 40 operarios internados para analizar cómo ocurrió este episodio y si realmente fue por el corte de energía imprevisto como aseguran desde la empresa.
Por este motivo, hubo reclamos de vecinos por la nube tóxica.
En tanto, el Defensor del Pueblo de la Nación, Eduardo Mondino, pidió informes a la Agencia Córdoba Ambiente y a la empresa Petroquímica de Río Tercero.
El ombudsman "requiere saber si entre el primer y el segundo incidente la Agencia Córdoba Ambiente inspeccionó la planta”.
Por su parte, el titular de la Fundación para la Defensa del Ambiente (Funam), Raúl Montenegro, dijo que la Petroquímica de Río Tercero "no tiene sensores" lo que constituye un "gran peligro" para quienes trabajan en la planta y los habitantes de la ciudad en general.
-¿Cómo está la situación?-, preguntó PUNTAL a Brouwer de Koning.
-Más estable. Los pacientes están evolucionando bien. Y hemos clausurado la parte donde se produjo el escape. Además vamos a hacer un estudio para dar garantías suficientes de seguridad a la población.
Luego de visitar a los internados en las diferentes clínicas y hospitales de Río Tercero, el jefe comunal tomó la decisión y al salir de una clínica, Brouwer de Koning explicó: "Después de una evaluación exhaustiva que hicimos hablamos con el fiscal esta mañana, vamos a hacer una clausura preventiva en el área afectada que es el área de fabricación de Disocianato de Tolueno (TDI) y haremos urgente una evaluación con técnicos".
En ese sentido, el intendente agregó que le solicitarán ayuda a la Agencia Córdoba Ambiente y al personal de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) ya que hay operarios de la Fábrica Militar para "ver si puede seguir o no y así poder en ese caso tener la tranquilidad nosotros y la población de Río Tercero como así también la seguridad para seguir trabajando".
Al referirse a las medidas de seguridad el intendente agregó que "nosotros como municipio normalmente controlamos si afecta al medio ambiente y si afecta a terceros como ocurrió en este caso".
"En las otras oportunidades fueron problemas dentro de la fábrica entonces allí el mecanismo es complejo porque ellos tienen todo una serie de contratos", expresó Brouwer de Koning.
Finalmente, el jefe comunal señaló que este hecho "ha dañado a terceros y venimos de tres accidentes en un mes, entonces algo está pasando, no podemos mirar para otro lado".
Por otra parte, desde la empresa, Juan Moyano aseguró que ellos no tienen la información oficial de esta clausura y explicó que el gas que se escapó de la Petroquímica no afecta la vida de las personas y expresó que están muy preocupados por esta situación”.
En tanto, las autoridades de la firma Assi, contratista de la Petroquímica Río Tercero dijeron que se tomaron "todos los recaudos" para la salud de los trabajadores.

Ver Nota On Line

Buscar

Cargando...

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs