13 oct. 2007

Pobres vacas

El Diario de Villa María (13/10/2007)
Quieren echar la culpa a las vacas por la contaminación

Con los problemas ambientales que generan algunas industrias, un informe de la responsable del área a nivel nacional trata de ubicar a la ganadería como responsable de la contaminación. Un ambientalista local, aclara el panorama
La Segunda Comunicación del Gobierno argentino a la Conferencia de las Partes sobre Cambio Climático, fue difundida por la titular de Ambiente, Romina Picolotti, quien manifiesta que la ganadería es la tercera causa de producción de gases efecto invernadero, luego de la energía industrial, residencial y la agricultura.
Ante este anuncio, difundido como dramático por algunos medios, El Diario Rural dialogó con Luis Tuninetti, ambientalista, director de Eco Sitio, aclaró el panorama. Dijo que si bien es verdad “que la cría de ganado aporta gas metano al medioambiente, la incidencia es ínfima, Argentina está adherida al protocolo de Kioto, al no ser un país altamente industrializado y por la escasa cantidad de gases tóxicos que produce, no debe rendir cuentas al respecto”.
El Protocolo de Kioto fue el acuerdo internacional logrado en febrero de 2005, donde los países se comprometen a reducir las consecuencias del efecto invernadero. La Unión Europea bajó desde entonces un 4%, en cambio, Estados Unidos, aumentó de 1.300 millones de toneladas a 1.600, manteniendo el primer lugar en el mundo en producción de gases que generan calentamiento global, seguido por India, China y Japón.
“Dentro de los gases de mayor influencia en el efecto invernadero, se encuentran el gas metano y el dióxido de carbono. El primero es el que va al espacio por el estiércol animal, y el segundo, es de origen humano y se origina con el uso de residuos fósiles (combustibles)”, continúo Tuninetti.
El efecto del gas metano es más nocivo que el dióxido de carbono, pero su incidencia es mínima por la escasa cantidad que se produce. “Si bien se está estudiando la mitigación de los efectos, los aportes de Argentina son ínfimos, y del total, sólo el 20 % corresponde al sector ganadero, y nada tiene que ver con la enorme incidencia del efecto de los monocultivos, del uso de agroquímicos y de los desmontes”, indicó.
“No hay que rasgarse las vestiduras, porque nuestro país tiene un 3% de incidencia en el efecto global”, argumentó.
Considerando que de los 1.600 millones de toneladas que produce Estados Unidos, es mínima la suma general de Centro y Sudamérica, donde producimos 400 millones. Africa con 200 millones, es el país que menor cantidad de gases aporta al medioambiente”, explicó el ambientalista local.
Los países más industrializados son los responsables del 55% de los gases que recibe el ambiente, agregó.
Como conclusión, indicó que hay que investigar los efectos y buscar una verdadera solución del calentamiento global. “No pasa por reducir la ganadería, sino que los países industrializados dispongan seriamente bajas y reduzcan los efectos por ellos producidos”, finalizó.
Cabe señalar, que en nuestro país, ya hay proyectos donde se hace uso del gas metano producido por el estiércol de los tambos, para combustible, como en un establecimiento de SanCor de la provincia de Buenos Aires, con un proyecto de ahorro energético que fuera publicado en este suplemento.

Ver Nota On Line en el Día

Ver Nota On Line pasadas las 24 horas

0 comentarios:

Buscar este blog

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs